domingo, 19 de diciembre de 2010

::: Lecturas de fin de semana

A veces todo tiene que ver con todo pero no se publica en el mismo medio. Internet permite que uno sea su propio editor y se arme su rompecabezas informativo. Aquí algo de lo mejor que leí este fin de semana.

::: EN ARGENTINA


::: Los espacios son públicos, los ocupantes privados, pagina12.com.ar

::: Los 5 puntos de Garré, pagina12.com.ar

::: Los mayoría de los inmigrantes de los países limítrofes
trabajan en condiciones precarias
, perfil.com

::: Furor de ventas en los shoppings en víspera de Navidad, lanacion.com.ar

::: Saber y poder, pagina12.com.ar

::: Orden y progreso, perfil.com

::: “Se volvió a hablar de política en la Argentina”, tiempo.elargentino.com

EN EL MUNDO

::: El CSIC patrocinó trabajos racistas para reafirmar
la inferioridad de los negros
, elpais.com

::: "El periodismo de investigación es tan necesario como la cultura", elpais.com

::: El asesinato de civiles era algo habitual en el ejército de Uribe, publico.es

::: McDonald's sued for tempting Californian
mum's daughter with Happy Meals toys, guardian.co.uk

::: David Lynch: 'I'm not a musician but
I love making music. It's a blast.',
guardian.co.uk

::: Mark Thompson: Britain needs a channel like Fox News, guardian.co.uk

jueves, 16 de diciembre de 2010

Miedo a la libertad

Cualquier excusa es buena para que los gobiernos intenten el último asalto a la red de redes, sobre todo cuando la libertad que le dio Internet a los ciudadanos se hace muy peligrosa para ellos gobiernos. Bienvenidos a la nueva era del control 2.0 global que va más allá de la censura. Los gobiernos tienen ahora de aliados, en esta cruzada que va tomando signos inquisitivos, a las empresas digitales. La rebelión digital está por todas partes y muy cerca por ejemplo en Venezuela. Wikileaks comienza a convertirse en la excusa perfecta para asaltar el espacio público y global llamado Internet, que además entra en una zona resbaladiza al estar los datos privados de los usuarios en manos de las empresas y en algunos países en manos de los gobiernos.
Pero tal vez los ejemplos históricos sirvan de ejemplo. Cuanto más se prohibe, censura, combate el uso o consumo de lo que sea, más se estimula su uso o consumo de eso que sea. Los gobiernos, algunos, le tienen pánico a la libertad de los ciudadanos, a la libertad de todo tipo, pero si además esa libertad se mezcla con fuentes autónomas de información, es una mezcla demasiado indigerible para los gobiernos y demás poderes reales incluidos los fácticos. Y en medio de esta tormenta que azota a la red de redes, hay que tener muy claro que los poderes son los que le temen a la libertad que da Internet. No los ciudadanos, no nosotros.

El papel también existe

Las nuevas guerrillas cibernéticas se pasan, por un momento, al papel y a lo analógico. Anonymous apela a una paradoja: usar el papel para difundir su causa y protestas digitales. Hay un aire nostálgico en esta vieja y no por eso menos efectiva manera de promocionar una nueva operación para defender a WikiLeaks. Activísimo puro y duro que apela a lo mejor de la era digital: viralidad, instantaneidad, velocidad de propagación; con lo mejor de la era análoga: impacto, ruido mucho ruido mediático y sobre todo amplificación del poder del mensaje militante. Valentía e ingenio dos nutrientes esenciales para casi todo en la vida. La operación PaperStorm, Tormenta de papel, está en marcha.



martes, 14 de diciembre de 2010

Bolivia

El cine, al igual que el rock, algunas veces te cuentan, muestran o explican (todo junto y seperado a la vez) primero que nadie esas geografías sociales en las que no nos gusta mirarnos. Esos paisajes urbanos acumulados por los años de quiebres económicos sumados a la ciudad que nunca mira al sur que abandona lento y sin pausa, no dan lugar a nada diáfano. Esos discursos tan comunes de los fascimoss nuestros de cada día engendran mounstruos más gigantes de lo imaginado y lo que es peor se nos hacen una cotidiana costumbre muy peligrosa.
Un círculo demasiado complicado por que en él, aún la dignidad más precaria se pierde en el supuesto desahogo de las propias penas que se hacen carne en la discriminación y la xenofobia y que no son más que el rechazo al reflejo que nos devuelve el espejo de la vida que no se quiere. Ese dolor de no ser ni aparentar ser del que es cualpable siempre el otro, el difrente, el extraño, el de afuera. Este relato visual que es la película Bolivia, data de 2001 y bien puede explicar, un poco o en parte, algunos discursos institucionales y no tanto de hoy en día en Argntina.







lunes, 13 de diciembre de 2010

Empezó la revuelta digital


en español


en inglés


en inglés

El medio más revolucionario de la historia, Internet, comienza a estar cercado y de a poco empieza a cerrarse sobre sí mismo de forma, por ahora, irreversible en una especie de asfixia que la mayoría de los poderes públicos del mundo (con ayuda de varias empresas) parecen haber estado esperando para poner sus manos sobre la red de redes con las mismas ansias con las que se esperan las lluvias en esos veranos de calor infernal. Los pretextos de los poderes públicos son variopintos y demuestran que en algún punto fueron sacudidos y despertados en medio de la noche sin entender el mundo que los rodeaba. Es evidente que ahora y a los golpes están entendiendo de que la manera el flujo informativo ha cambiado. Lo curioso del caso es que parecen empecinarse en detener, tal vez algo tarde, algo difícil de detener sin costo alguno o con una reacción que puede ser más violenta a cada paso. La revuelta empezó y WikiLeaks tal vez sea el episodio más conocido y cuestionado. La revuelta está entrando en un espiral "ciberguerrero" del que nadie al parecer estará a buen resguardo. La revuelta puede ser una especie de mayo francés digital, sólo que esta vez hay que invertir la frase más iconográfica de aquellos años: que la imaginación no esté en el poder sino del lado de los usuarios y ciudadanos para que este espacio público llamado Internet siga siendo abierto o logremos reabrirla aún más.

OTRAS VOCES:

:: Ciberrevuelta, Juan Varela

:: AnonOps Communications

:: ¿Quién teme a Wikileaks?, Manuel Castells

:: ¿Wikileaks acorralado?, Reporteros sin fronteras

:: Julian Assange en TIME Magazine:
una gran portada, Enrique Dans

:: El nuevo ejército, David de Ugarte

:: Del estado de alarma a WikiLeaks
y por qué Assange no nos hace más libres, David de Ugarte

:: Nadie está a salvo de esta ciberguerra, Rosa Jiménez Cano

:: Is WikiLeaks’ Julian Assange a Hero?, democracynow.org

:: La pastilla tóxica de Assange, Martín Varsavsky

:: Wikileaks aumenta la inseguridad a corto plazo
pero la disminuye a largo plazo, Martin Varsavsky

domingo, 12 de diciembre de 2010

Otras voces norteamericanas sobre el escándalo desatado por WiliLeaks

Una de las miradas más lúcidas e interesantes sobre las noticias es sin duda DemocracyNow cuya voz y cara más visible y famosa es la periodista Any Goodman. DemocracyNow es un sitio de noticias con un alto contenido de análisis y valoración critica y que no deja tema por tocar. En este caso propone un debate interesante sobre WikiLeaks con opiniones valientes que en forma clara y abierta no aprueban la metodología y accionar de WikiLeaks y que las confronta con quienes defienden a WikiLeaks aún asumiendo sus errores.

A ambos lados del debate se dejan algunos conceptos diáfanos y de una precisión quirúrgica. Aquí dejo una bastante torpe y con mucha probabilidad errada traducción de mi parte de algunos párrafos de los dichos de Steven Aftergood que es uno de los críticos más prominentes de WikiLeaks y al mismo tiempo uno de los defensores de la transparencia informativa como director del Proyecto Secrecy News de la Federación de Científicos Americanos y que también publica también documentación secreta del gobierno americano, Steven Aftergood debate con Glenn Greenwald de Salon.com abogado litigante de los derechos civiles en Nueva York y escritor de varios libros todos críticos de la administración Bush y que defiende a WikiLeaks
y su accionar.

Dice Steven Aftergood:
"Wilieaks con sus errores tácticos y estratégicos, ha desatado una furiosa respuesta del gobierno de EE.UU. y otros gobiernos que me temo sea muy probable que dañe los intereses de un montón de otras personas, además de Wikileaks"

" El año pasado, Wikileaks publicó un archivo de policía de Bélgica con más de mil páginas de investigación de un caso de abuso de menores y asesinato. Y como era de esperar, el archivo de la policía incluye un montón de acusaciones infundadas que luego resultaron ser falsas. Sin embargo, mediante la publicación de las denuncias, WikiLeaks ha traído vergüenza y desgracia para las personas que eran en realidad inocentes. Llegó al punto en que el gobierno de Bélgica está considerando la posibilidad de bloquear el acceso a Wikileaks, no como un acto de censura, sino como un acto de protección contra la difamación".

" Wikileaks ha publicado lo que creo que es tal vez el único modelo real de un dispositivo de fisión nuclear y que se ha hecho disponible en línea. Y no es el concepto de un artista improvisado, pero es un proyecto real de una verdadera arma nuclear y que se publica en línea. Creo que desde el punto de vista de la proliferación de este punto de vista, es un terrible error"

Dice y responde Glenn Greenwald
" WikiLeaks es uno de los pocos, si no es el único, grupo que, ha logrado meter miedo en los corazones de los más poderosos y corruptos del mundo y es por eso que se merecen, creo yo, el apoyo entusiasta de todo aquel que realmente cree en la transparencia, a pesar de lo que podrían ser válida, aunque algo triviales, las críticas que hace el Sr. Aftergood y otras personas a WiliLeaks"

"No es culpa de WikiLeaks o su responsabilidad que, cuando se muestran graves injusticias al pueblo estadounidense, la ciudadanía quede indiferente o apáticas ante esas injusticias. Wikileaks está dedicada a arrojar luz sobre lo que son esas injusticias y es entonces nuestra responsabilidad ir sobre ellas y hacer algo al respecto".

"Creo que esas notas y documentos asquerosamente represivos y autoritarios muestra por qué WikiLeaks es tan necesario".(Aclaración importante: en este caso se refiere a correos electrónicos enviados por la Oficina del Servicio de Carreras Profesionales de la Universidad de Columbia en la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos a sus estudiantes en donde se les advierte de no mencionar ni publicar en ninguna red social enlaces a los documentos publicados en Wikileaks si van a pedir empleo en el gobierno federal. DemocracyNow se hace eco gracias a las advertencias del público y lo comenta al final de la entrevista que aquí publico en tres partes.

Parte 1



Parte 2



Parte 3

Y siguen muriendo los mismos

Es pavoroso acostumbrarse a la muerte y a la sensación de impotencia que genera la eterna repetición mediática del desatino y que hace todo aún más pavoroso por que esa repetición es sin un dato concreto, sin información, sin historicidad, sin contexto; es el registro por el registro mismo, por ese estar ahí no importa como y sin explicar el como ni mucho menos el por qué.

Son cuatros muertos vocifera el titular de la televisión, pero ahora son tres los que murieron en la tragedia del Parque Indoamericano. ¿La muerte de un ciudadano es una especie de juego de ruleta? La represión inútil ordenada por un juez para un desalojo y avalada en silencio y no tanto por los amantes del gatillo fácil y la militarización de la sociedad fue tirar un fósforo encendido sobre el combustible explosivo y silencioso de la pobreza real y concreta. Un cálculo preciso que salió ¿mal? Las tragedias en Argentina y Latinoamérica tienen el signo curioso de ser anunciadas. Sobre todo cuando las políticas de estado de derecho son reemplazadas por la cachiporra del estado de derecha que sólo mide y confunde su falsa estirpe democrática en los recortes presupuestarios de todo tipo, desinversión crónica, el abandono del espacio público, que estamos de acuerdo en que es intocable pero entonces ¿por que se abandona?, el genial Osvaldo Soriano escribió una vez (Revista Humor, Buenos Aires, enero de 1983, Págs.22 y 23) La libertad que no se usa, se pierde, se podría aplicar lo mismo al espacio público. Esa derecha berreta que avergüenza en lo ajeno, sólo piensa en resolver la seguridad con más fuerzas de (in)seguridad como único recurso del estado para mantener el orden que tanto le preocupa mantener mientras lo promueve, ¿será la única forma qué tiene para autojustificarse? y cuando todo esto se junta, sabemos que el ya mal trecho espíritu ciudadano y democrático queda hundido una vez más, pero no pasa nada total los muertos son los mismos de siempre y que cierran sus ojos en la eternidad por obra y gracia del fuego cruzado entre un gobierno porteño ineficiente, xenófobo y que gestiona su presupuesto de manera ridícula y muy por debajo de los niveles de ejecución eficiente que pregona y con el que se mide la administración del erario público, el fulgor de las yustapisición de jueces impresentables que intentan imponer la ley cuando el estado la abandono hace rato y la mirada del gobierno nacional que se escuda siempre en razones morales ante una, es verdad, rara jugada política de baja estopa y que con su inacción avivó aún más el fuego de la muerte. Si, calma, mucha paciencia para desarmar conflicto sociales estructurales y coyunturales, pero no inoperancia y ausencia del estado de derecho por que sólo hace crecer al estado de derecha. Y mucho menos ninguna tolerancia a la represión como única forma de cohesión desde el estado.

Pero y resulta que esas muertes tienen un efecto colateral inesperado: rompen el espejo del registro de una parte del país que sepultamos bajo los reportes diarios del paco, de la inseguridad y de la marginalidad como espectáculo digerible, descafeinado y controlado para mostrar tapando. Y esos pobres, equivocados o no, de buenas o malas maneras, organizados o no
por un bando u otro, rompen la pobreza mediatizada y se muestran tal cual son, se nos hacen más concretos y eso incomoda y mucho al país "blanco", tilingo y pelotudizado por el espectaáculodeladesinformación (si, todo juntito).

Y ante eso, la imbecilidad de la autonegación de los orígenes y que la culpa de todo la tienen los inmigrantes en un país edificado y surcado hasta nuestras propias raíces por el adn foráneo. Fino, Farruggia, González, Ripoll, Fernandéz, Varela, García, Giardinelli, Soriano, Dominiconi, Jarrige, Logarez, Viola, Cortéz, Cortázar, Borges, Maradona, San Martín, Belgrano, Sarmiento, Mitre, Alberdi, Dorrego, Messi, Caseros, Darín, Olivares, Nadal, Goméz, Reyes, Verbitsky, Manozzo, Moyo, Tinelli, Aliberti, Lanata, Morales, García, Spinetta, Cerati, Solari, Caparros, Perez ... estos apellidos y los de la mayoría de los ciudadanos argertinos son, como todos sabemos, descendientes de los pueblos originarios ¿El Sr. Macri con ese apellido tan italiano no hubiera sido sujeto de la discriminación que el mismo pregona al igual que la mayoría de sus personeros políticos PRO que pululan y vociferan a los cuatro vientos mediáticos?

Sin caer en ingenuas fantasías de republicanismo impoluto y erudiciones sacrosantas o angelismos tontos, y aún a costa de ello, es curioso esto: un ¿referente? de la ideas liberales como él (Macri) se olvida que el preámbulo de la actual reformada Constitución Nacional y que quedó de la anterior, de la más liberal la de 1853, que pregona "asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino" era, precisamente, uno de los idearios liberales para que viniera la inmigración en aquel momento europea y que vino pero no la que ellos esperabanqueriandeaseaban. Los tiempos cambian y mucho por que ahora la inmigración es de diversas partes del mundo sobre todo de los países vecinos y ante esto, la generalización obscena y lacerante de la calificación de ilegal o de cualquier otro tipo resulta muy peligrosa.

La xenofobia es una de las peores formas de discriminación, sobre todo por que quién la hace, no está consiente de hacerlo y lo que es peor cree que está dando un juicio atinado. Me tocó, toca y ojalá siga tocando, y por muchos años más, trabajar en diversos países del mundo y sólo en dos, uno latinoamericano y otro europeo, sufrí en carne propia la discriminación xenófoba sutil y perversa de supuestos profesionales cultos y bien formaditos y pulcritos de la comunicación supuestamente bien pensante, pequeña muestra de que esta discriminación es parte de la condición humana, pero es muy diferente cuando se la presenta como pensamiento de un ¿jefe? de estado de una ciudad, ahí la cosa tiene otro color, sobre todo por que demuestra que no conoce, ni le interesa conocer, la Constitución Nacional y que en su artículo 20 lo obliga a él y a todos los gobernantes, incluido los nacionales, a respetar y cumplir lo siguiente: “Los extranjeros gozan en el territorio de la Nación de todos los derechos civiles del ciudadano: pueden ejercer su industria, comercio y profesión, poseer bienes raíces, comprarlos y enajenarlos". Ya sabemos que la Constitución Nacional, se hizo para llevarla al baño y no precisamente para leerla.

Sigo pensado que la democracia real y verdadera es un capital social (y que además nadie nos la regaló) y que no alcanza con el ejercicio gimnástico del voto cada tanto y nada más. En Argentina, y sospecho que en el mundo, con 25 años de historia democrática, aún estamos gateando en el sistema y que por lo visto no logra ampliar y calar como conciencia ciudadana colectiva, común y como un valor a preservar e incluso profundizar además en lo económico. Los muertos se siguen acumulando, siguen siendo los mismos y eso es lo más preocupante, por que nos vamos acostumbrando.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Lo mejor que leí sobre WikiLeaks hasta ahora

Mientras se va dispersando la polvareda que dejo el escándalo desatado por la publicación de los documentos diplomáticos americanos y mientras se sigue y seguirá hablando tal vez hasta el infinito de Wikileaks, encontré una entrada más que acertada y precisa. Al mismo tiempo lo más interesante no es sólo la entrada, sino los comentarios que muchos usuarios dejaron en ella que son, en algunos casos, más enriquecedores aún. Aquí destaco un párrafo

"...estoy harto de la escenificación mediática, de que nos presenten a Assange como a un héroe, arrogándole prácticamente el papel de salvador último y, sobretodo, único de la Red".

Si, este tema ya cansó. Si, Wikileaks ha hecho un aporte a la información que el periodismo tradicional no pudo, supo, quiso hacer y al mismo tiempo hay muchísimo de condenable en la forma en que logró que esos documentos se filtraran. Si, los medios tradicionales se convirtieron en distribuidores de esa información que no aporta nada nuevo o más allá de aquello que se sabíaintuíapensaba (si, todo junto y al mismo tiempo). El aporte de Wikileaks es la confirmación de todo esto y tal vez este sea su único nutriente concreto. Lo demás que nos deja Wikileaks es muy poco y al mismo tiempo peligroso: esa recurrente imagen de la escenificación del poder a escala global no creo que traiga buenas noticias en el futuro próximo.

Entre los comentarios dejados en éste artículo de marras, un usuario dejó un enlace a otro artículo que es aún más interesante y que aquí destaco un sentimiento competido con el autor del mismo y otro párrafo con un dato de verdad sorprendente:

" ..Esa supuesta independencia y neutralidad de Wikileaks hizo que todos tuviéramos la esperanza de que algo gordo saldría a la luz, pero la realidad es que todos los hechos "demostrados" no son más que puras anécdotas".

"... un estudio pormenorizado de los documentos evidencia hechos muy preocupantes. Las víctimas contabilizadas por Wikileaks coinciden de forma increíblemente precisa con las cifras oficiales..."

No hay mucho más que agregar. Wikileaks fue menos que una brisa de verano, al menos por ahora. Una lástima. Y por otro lado esta divulgación mediática es la manada que tapa al elefante. Habría que tomarse un trabajo casnón pero creo que valdría la pena. Si buscamos en una hemeroteca las principales artículos de los columnistas de los diarios de mayor circulación de Argentina y en algunas revistas también, veríamos que desde el comienzo del gobierno del ex presidente Nestor Kirchner y ahora con el de Cristina Fernández, muchos de los dichos que figuran en los documentos de la diplomacia americana y que fueron divulgados por Wikileaks, coinciden con afirmaciones y opiniones de dichos columnistas (total, opinar o conjeturar es siempre muy fácil). Y esto no sería ni bueno ni malo, sólo es. Por otro lado demostraría que Wikileaks, al menos en lo que se refiere a la Argentina, no aporta nada nuevo o que no se haya escrito o dicho antes, tal vez lo curioso del caso sería ver como muchos de esas "argumentaciones" se volvieron luego en "afirmaciones en la opinión pública" y también sería difícil discernir entre quien es fue fuente y quien es fue el que escribió esas supuestas sesudas columnas de opinión.

Unas palabras para el fin de semana

Lo que más me gusta de tu cuerpo es el sexo.
Lo que más me gusta de tu sexo es la boca.
Lo que más me gusta de tu boca es la lengua.
Lo que más me gusta de tu lengua, es la palabra.

Julio Cortázar

Maridos a pedido

Una vez un amigo que ya no está me dijo que el matrimonio era un trabajo artesanal y mal remunerado. Tal vez tenga razón y en la calle Juncal en Buenos Aires todavía hay gente que sigue la tradición de ese oficio mal remunerado.

Declaración de principios

Y que apoyo con fervor militante. En una esquina de Palermo un tímido graffiti expresa su posición.

jueves, 2 de diciembre de 2010

El tiempo es fulminante en la red

Recién terminaba de publicar mi entrada en esta bitácora sobre un campaña de Topper en Brasil y que gracias a la interfase del navegador Rockmelt, me enteraba de que Topper Argentina ya me estaba siguiendo vía Twitter. Y la verdad, no se que pensar y me queda la duda de que sea una especie de acoso policial o un interés genuino en lo que publico. Lo cierto es que el tiempo es fulminante en la red de redes cuando además ésta se hace social. Que lo parió.



miércoles, 1 de diciembre de 2010

Inteligencia publicitaria

Tal vez escriba una burrada olímpica pero creo que uno de los rasgos de la inteligencia es la capacidad de reírse de sí mismo. Hacía mucho tiempo, muchísimo, que una campaña publicitaria no me hacia reír tanto y me incitaba a buscar el próximo aviso de la saga. Y la publicidad brasileña tiene un sello propio indiscutible: el humor. Pero en esta campaña de Topper además da un paso más allá. Nunca había visto que un patrocinador oficial de un deporte se tome en broma al deporte que patrocina tomando como seña y guiño esos matices que hacen a la construcción de un estereotipo, que sabemos que algo de verdad tiene por más que sea una generalización discutible, y de paso ponga en primer plano esas sutiles características de la idiosincracia de un país, esa construcción imaginaria que muchas veces termina siendo tan verdadera y tan falsa al mismo tiempo. Una campaña memorable.

::: Argentina



===
::: Uruguay



===
::: Chile

Próxima función

Más allá o más acá de la polvareda que levantó la desclasificación de los 250 mil documentos de la diplomacia americana y cuyo contenido pone en evidencia por un lado la tremenda interna entre espías y contraespías (la teoría del soldado ladrón es un cuento macabro con supuesto final anunciado y al mismo tiempo tiene una llamativa y curiosísima coincidencia entre la supuesta realidad y el guión de la película Quémese después de leerse) y por el otro, en medio de aquella trifulca entre espías secretos, el ahora cerrado y no cerrado Wikileaks aprovechó la polvareda para marcar un antes y un después para los medios alternativos y digitales y también en la diplomacia americana. Ya vendrán nuevas películas que intentarán ¿explicar? y contar esta saga del soldado que graba en un falso CD de Lady Gaga documentos hipersecretos y deja a todo el poder mundial haciendo el rídiculo gracias a la ayuda de un hacker llamado Brad (¿será Brad Pitt?) que le ayuda a penetrar bien hondo en las propias entrañas de la diplomacia de la primera potencia mundial y todo por estar aburrido en Irak. Casi un guíon hecho a medida. Igual y con todo una pregunta queda volando en el aire: ¿Qué pasaría si alguién se le ocurre usar esos documentos y darle un valor legal? Continuará.