sábado, 15 de septiembre de 2012

Dos visiones de las cacerolas y las señales de la derechización

Un amigo, muy amigo, de izquierda desde mi entrada de Derecha para todos, me anotició que me quitó el saludo y que de ahora en más me llamará de usted. Esto último es el guiño complice de que seguiremos siendo amigos y por otro lado está bien eso de poner algo de respeto entre nosotros.
Ese amigo me llamó hoy por teléfono y me dijo -Ahora entendí, le paso un link por mail-. Las conversaciones con este amigo son así de disruptivas. Quedan como en el aire enganchadas sin que a veces o la mayoría de las veces medie un guíon convencional que las una y donde cada parte sabe a lo que se refiere la otra incluso días después. Diálogos no interruptus. Luego de leer la nota enlazada lo llamé y le dije: - Claro, por que lo dice Abraham lo entiende usted o tiene sentido para usted. Se ha convertido además en un Bonopartista y lo peor de todo es que no se dio cuenta. Muy triste lo suyo, Daniel-  Y la nota del lúcido filósofo argento es diáfana y meridiana. Se parece a esos pases en profundidad y con elegancia que pone Lio Messi (por qué se llama Lio, no Leo) o ahora a los goles de tiro libre que parece estar anunciandonós que serán la nueva joya del mejor jugador de fóbal del mundo. Si, fóbal, por que me encanta el sonido que tiene esta palabra. Volviendo a Abraham y su artículo y sin más preámbulos, que no lo necesita por cierto pero aprovecho para escribir un rato, usted entederá, le recomiendo, no lo tome a modo de amenaza sino en la modalidad de sugerencia, no sea mal pensado, que lo matice o amplíe con otros dos buenas columnas escritas hoy en El Cronista y Página 12.

===
Thomas Abraham
El "eje del mal": ese invento de Bush que utiliza Carta Abierta
perfil.com

===
El Cronista
El cacerolazo le gana la pulseada a los aparatos políticos
cronista.com

===
Página 12
Una mirada (desde lejos) de la/s marcha/s
pagina12.com