lunes, 26 de marzo de 2012

La locura como noticia

Hace un largo rato que no escribo aquí. Pero hoy me tope con una, no se como llamarlo, nota, noticia, o que, y no pude resistir la tentación. Si confirmado, hay un periodismo militante, pero es una militancia en la pelotudez. Perdone usted mi francés. Esta bien eso del periodismo como fiscal del poder, esta muy bien pensante y para lograr que algunas chicas o chicos suspiren ante un héroe de cartón piedra. Se sabe que el supuesto sentido común no tiene ningún sentido y casi siempre desde los medios casi nunca se pone en cuestión o en duda ese sin sentido que de común no tiene nada. Desde los gobiernos casi siempre se alimenta ese sin sentido y para eso estarían los medios con apuestas y agendas de calidad para cruzar, con la crítica, ese sin sentido. En fin, eso en la teoría, la realidad es otra diferente.

Veamos esto. título de la ¿nota? en cronsita.com Hay lista de espera hasta para comprar una caja de seguridad hogareña. Tengo que admitir que el título tiene su ingenio, su gancho, al menos en la parte que va del Hay hasta donde dice comprar, la segunda parte, me dejó helado. Estupefacto, diría mi abuela. Y me pregunto, ¿no es que vivimos en un mar de inseguridad?, ¿no es que el dinero debería estar en otro lado?, ¿Se puede pensar seriamente en guardar dinero, supongamos, 10.000 u$s, en una caja de (in)seguridad de 500 o 200 pesos? y me repregunto, ¿Qué tipo de seguridad ciudadana seria, la que podemos proporciornos a nosotros mismos, la de convertir a tu casa en una invitación al robo violento? La ¿nota? no aporta nada, o mejor dicho, es un lindo prospecto de como ayudar al ladrón a robar. Veamos, dice la nota textual, copio y pego: "Es que se pueden esperar más de dos meses para conseguir un cofre y en muchos casos, quienes ya tienen uno buscan otro más. Así en caso de que entren ladrones, les dan todo lo que tengan en una caja, pero guardan lo más valioso en la otra". Una joya maestra del punteo o servicio al ladri. Tal vez hubiera sido mejor poner un recuadrito con el título: Sr ladrón no se deje engañar por víctimas mentirosas.

Vamos a dejar de lado, también, que las únicas fuentes consultadas son SOLO la de los dueños de fábricas de caja de (in)seguridad, también vamos dejando de lado, a tesa altura, la pregunta de qué valor periodístico tiene esto que no se como calificarlo, sobre todo después de leer esto: "Ahora hay nuevas técnicas: por ejemplo, cajas con compartimentos ocultos donde las empresas pueden guardar información confidencial, por si les llega a caer de imprevisto una inspección de la AFIP".  Sin palabras.

Pero no queda ahí la cosa, a esta altura este texto, lo puedo calificar como una especie de GPS hacia donde el ladrón debería orientar su trabajo. Copio y pego: "Además, los particulares están sacando los ahorros del banco para guardarlos en sus domicilios", advierte el titular de Aaron, que le puso ese nombre a su empresa para que figure primera en la guía y de paso ganarse a la colectividad judía: "Son mis mejores clientes, al punto de que fabrico cajas especiales altas que valen $ 12.000 para que los rabinos puedan poner los rollos de la Torá en la sinagoga, ya que se traen desde Israel y cuestan miles de dólares, al igual que el cortinado donde está la Torá, labrado en oro". Creo que hubiera sido bueno una infografía detallada de:

a- planos de donde estan ubiucadas las cajas, con la dirección en Google Maps de las últimas vendidas
b- un punteo sintético, eso si, de como abrir las cajas
c- qué precauciones debe tener el ladrón a la hora de encontrase dos cajas en el domicilio
d- qué preguntar para abrirlas
e- cúando y cómo aplicar la violencia verbal y física.

Ya que estamos en plan de lo absurdo y rídiculo, hagamoslo a fondo. En resumen, confirmado; estamos todos locos, los gobiernos no ayudan en nada y sospecho que algunos medios no tienen el más mínimo principio rector en la información, que lo que llega va para llenar un espacio de supuesta utlidad informativa llamada página, sospecho también que para que el precio de venta de estas cajas de (in)seguridad, aumenten de precio esta ¿nota? no viene nada mal. El artilugio berretita, muy berretita, del registro de la sociedad, sabes por donde me lo paso no? Locura total.