Mostrando las entradas con la etiqueta actualidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta actualidad. Mostrar todas las entradas

sábado, 29 de junio de 2013

Si señores, la culpa de todo la tiene el fútbol

"Lo que más se, a la larga, acerca de moral y de las obligaciones  de los hombres, se lo debo al fútbol"

Vuelvo cada tanto a escribir. Es más fuerte que la voluntad de no hacerlo. El pensar a contracorriente tiene el sabroso gusto del riesgo. Siempre resbaladizo. Provoca repelúz. Y tal vez esto provoque que uno tenga que dosificar estas apariciones. Y vaya uno a saber si es una postura iconoclasta o un pendejada insostenible. Pinta más lo segundo. Al grano.

Hoy en mi país natal, Argentina, se naturaliza el espectáculo de la muerte o la muerte como espectáculo (no estoy seguro de uno u otro escenario) con el asesinato y su imagen repetida hasta el cansancio de una adolescente de 16 años y la manipulación grosera y asquerosa que hicieron los medios de los datos del caso. La muerte es ya de por si espantosa pero la simbiosis entre el morbo por el raiting, las ventas y el morbo, me atrevo a decir adictivo, que las audiencias tenemos (mi incluyo por que no meo agua bendita) lo potencia al absoluto y hace perder toda referencia de esa línea delgada que separan los hechos concretos y el deber de informar. Allí la ética es un dique que no contiene nada y las ¿explicaciones? "profesionales" terminan siendo justificaciones de lo aberrante. Si alguien decide dar por información mierda pura (perdón, pero usted sabe que mi francés se pone rústico después de un punto) sabiendo que es estiercol lo que está ofreciendo, no me vale el argumento de que a las audiencias les encanta la diarrea. En este contexto queda claro que es muy difícil informar bien. Ya no sólo por las limitaciones que puedan tener las empresas (des)informativas y sus relaciones comerciales, institucionales y políticas en el país que sea y con el gobierno del signo ideológico que sea. Sino por la propia y pésima praxis de trabajo que es además nutriente y alimento de la mejor calidad para aquellos que buscan el control total de la información basados en la falta de ética profesional de las empresas (des)informativas. ¿Alimento fresco para el enemigo o postura para la futura victimización ante la "censura" que esconda la madre del borrego (mala praxis)?, ¿Tiene que venir un enano con pretensiones de altura moral que nada tiene de superadora a decirnos lo que ya sabemos que no debemos hacer? A claro que tonto, pequeño detalle: cuando se supo del caso, ya se había terminado el campeonato de Fútbol Argentino. Boca no salió campón. River tampoco. El descenso de Independiente no alcanza a ser contundente para llenar espacios, las ligas europeas están de vacaciones, los escándalos del fútbol no venden tanto, el tema elecciones está arrancando en Argentina, la ¿última? tragedia de los trenes dejó sólo tres muertos y no sube el amperímetro y bueno, mataron a esta nena y nos la dejaron picando en el área y sin arquero. Y si, tendría que haber empezado a escribir por esto, donde un espectáculo reemplaza a otro espectáculo.

Por otro lado hay otras curiosidades. Y de repente, ups, en Brasil ponen en posición adelantada a casi toda la prensa local e internacional. Y el fútbol como espactáculo de repente se empaña con millones de ciudadanos (no habitantes, eso es un concepto que sembraron las dictaduras) salen a las calles a algo más que a protestar. A pedir algo incómodo y difícil de complacer en estos días: que la democracia no sólo sea política y de pactos de élites entre estructuras feudales perimidas sino algo concreto, real, tangible y sobre todo económico (referido a economía, no a algo barato) y para colmo de males no ocurre esto en cualquier país fácil de estigmatizar y ridiculizar, ni durante el mandato de una líder política menor y fácil de desprestigiar o satirizar. Carajo, en Brasil!!!!!, donde todo es bonito y alegre, donde los pobres nunca protestan o son fáciles de silenciar o invisibilizar (que palabra horrible pero no se me ocurre otra), donde el futuro está llegando siempre, donde todo es "bossa nova", carnaval y mujeres bonitas. Carajo, que problema tenemos. Y ¿Ahora que hacemos? Carajo, se nos está llenando de pobres el recibidor!!!! Canta el catalán. Y piden cosas. No están viendo la telenovela, ni leyendo el diario, ni viendo a Neymar en la cancha y los que están son miles pero en la calle son millones!! Mamita querida. Y están organizados en la era de la información 2.0,  ¿pero si los tenemos bajo control a todos en las redes sociales?, Carajo que lío tenemos!!!!! A carajo, se alimentaron bien, empezaron a estudiar!!! Estos Lula y Dilma y sus ideas también, mira el quilombo en que nos metieron y ni siquiera alcanza el fútbol para taparlo. Paradoja: en medio de un campeonato menor y que no es más que una vertiente más del mega negocio puro y duro del chaouvinismo futbolero, emerge la protesta más grande, política y masiva que se vió en el país del fútbol y lo hace con toda su furia. Si, el Mundial también es un negocio pero con otra escenificación aún más grande y portentosa y que en todo caso lo hace algo más seductor a las huestes de esta religión pagana llamada fútbol y de la cual soy un beato y ferviente seguidor.

Claro, ahora, la utlización que se hace del deporte más maravilloso del mundo como cortina de humo del entretenimiento televisivo le da pasto a los seudos bienpensantes argentos que encuentran en este deporte al nuevo opio de los pueblos trazando algunas parábolas borrosas entre lo público y lo privado de la televisión de los partidos. Casi siempre hacen foco en el deporte, nunca en la utilización que hacen de este empresas, gobiernos, medios y demás. Para ellos el mundo sería mejor sin fútbol o sólo lo aceptarían si este fuera un espectáculo privatizado poniendo siempre el límite moral de que el estado no debería utilizar fondos públicos para su sostenimiento y que deberían ser usados para escuelas u hospitales, algo que nunca ocurrió en Argentina cuando el fútbol estaba en manos privadas y el estado no tenía la carga presupuestaria de sostener el deporte y por otro lado estos intelectuales deberían preguntarse, en serio, como proponen y exigen los indigandos de Brasil por qué no se puede tener escuelas y hospitales al mismo nivel que la infraestructura deportiva del espectáculo. En realidad con las manifestaciones en Brasil se pone de manifiesto en todo caso el rechazo al negocio del fútbol, su manipulación como falso entretenimiento y proyección de imagen país y además en un país donde la televisación está en manos de una sola emisora privada. Por supuesto que es mucho más profundo el cambio que se pide en las calles de Brasil y que en todo caso el fútbol quedó en el medio de una excelente utilización de los tiempos políticos de los manifestantes: ¿Cuándo sino en medio de un campeonato del que genera una gran audiencia lograrían el impacto que lograron?

Con todo respeto deberían actualizar sus apuntes los muchachos argentos o al menos evitar seguir haciendo aportes a la falsa opción entre la supuesta inteligencia "superior" de las letras contra la incultura del sudor por correr detrás de una pelota. Una verdadera lástima que de niños tal vez los hayan privado de esa diversión infinita en favor de otros placeres. Es de mínima curiosa esa división del mundo que estos bienpensantes mediáticos proponen y en donde tal vez se pierdan de algo. Me encanta el fútbol y al mismo tiempo simpatizo con los indigandos de Brasil y de demás pasíses. Una cosa, nunca quita la otra y menos aún en un mundo tan complejo de entender y explicar como el actual donde ni el fútbol sirve de cortina de humo para ocultar el descontento real de los ciudadanos. Pero si los deja en paz: si, la culpa la tiene el fútbol y síganlo viendo por tv que en las calles pasa otra cosa mucho más importante.

lunes, 7 de enero de 2013

¿Un país sin noticias?

Es raro. O loco. O como cada uno lo quiera calificar, pero Argentina se convirtió en un país sin noticias. Noticias hay, es obvio, pero ¿relevantes?, ¿importantes? Pocas y más en verano. Hace rato que, ante la poca tolerancia al más mínimo dicenso, las preguntas son más importantes que las respuesta. Bueno, en realidad tal vez siempre lo fueron, sólo que, tal vez, amigo trol, es un tal vez no una afirmación rotunda, repito en un contexto de poca tolerancia al dicenso, de incredublidad de todo y todos, de la exageración de la sospecha, de la naturalización de las medias verdades, que intuímos son o se convierten en grandes metiras a cada lado del péndulo que se menéa entre el poder fáctico de un lado y el poder político del otro, pienso que, en este baile en el que estamos, afirmar con certezas o incluso tenerlas es un convite a un aquelarre de proporciones dantezcas.

Me gusta, o me resulta más confortable, tener más preguntas que respuestas. Genera más incomodidad en quién las recibe y también en quién las formula. La preguntas, tienen un componente interesante: hacen pensar una respuesta. Provocan algo. A veces abren un díalogo. A veces.

Y las preguntas que me hago son ¿Quién convirtió a la Argentina en un país sin noticias relevantes e importantes?, ¿El poder político de turno?, ¿Los propios medios?, ¿Las audiencias?, ¿Por qué la agenda noticiosa casi siempre es sobre la nada o algo parecido a una repetición sin fin de esa misma nada?, ¿Por qué se habrá institucionalizado un monólogo entre las mismas voces de siempre que dicen lo de siempre -o lo que es peor, dicen sólo aquello que las audiencias de esas voces quieren escuchar- y por los mismos medios de siempre?, Que haya voces que digan más o menos lo mismo, desde lo ideológico, pero con la obviedad de usar diferentes palabras pero desde los mismos lugares, no importan donde estén ubicados en el mapa político, cabe preguntarse, ¿Es esto en realdiad diversidad de voces?, ¿La diversidad de voces es que uno diga que la casa de gobierno es rosa y que otro diga que es el resultado de mezclar blanco con rojo o es una contraposición de opioniones y voces?, ¿No será que en realidad la supuesta diversidad que pensamos que tenemos no es tal, sino que es una diferencia de matices obvios ante cierta monocromía y monotonía previsble de gente que se alinea de un lado y del otro de un surco ideológico que unos reclaman a viva bajo el lema del periodismo militante y otros niegan reclamando la santidad de la nada o la paternidad de la palabra periodismo con un puritanismo poco creíble?, ¿No será que ese diálogo de sordos y rabiosos tiñe todo y cualquier cosa y nos hemos quedado sin noticias de verdad y prender la tele y hasta leer los diarios se ha convertido en algo parecido a caminar por el estoicismo precario y la esquizofrenia foribunda? Y si, Poné a Francella. Al menos nos hace mear de la risa. Aunque prefiero al Gordo Casero y su mítico Cha Cha Chá, y que, aunque haya pasado tantísimo tiempo y salvando la imposibles distancias, este vídeo me parece tan actual y me hace recontra mear de la risa aún hoy.

viernes, 9 de noviembre de 2012

Por qué no fuí al 8N

Había decidido hacer silencio sobre los temas políticos de mi país. No por que no me interesen. Los amigos íntimos saben que la economía y la política me interesan tanto e en igual medida que los temas referidos a la comunicación. Ese silencio hoy interrumpido había sido autoimpuesto ante la intolerancia que cunde en Argentina ante cualquier mínimo debate que se quiera platear sobre el tema que sea. Lo escribo una vez más y lo seguiré escribiendo miles más: la dictadura ha hecho un daño muy profundo en la convivencia democrática entre los ciudadanos. Y no hablo por los minúsculos y cobardes hechos de violencia que ocurrieron en la marcha contra periodistas de diferentes medios y que son repudiables en toda su extensión. Sino que me refiero a la intolerancia al disenso en general. Habrá que tener mucha paciencia para que tal vez muchos años de convivencia democrática y pacífica, reparen aquel daño tremendo. Volvamos a la marcha denominada 8N. Soy crítico del gobierno. Siempre lo he sido de todos los gobiernos democráticos desde 1983 a estos días y seguiré siendo crítico de todos los gobiernos democráticos que vengan, incluso y más de aquellos a los que voté. Soriano, el entrañable escritor argentino, dijo en un reportaje a la desaparecida revista Humor, que la libertad que no se usa, se termina perdiendo. Esa frase me impactó en mi adolescencia y me quedó grabada a fuego y por eso sostengo mi espíritu crítico ante cualquier gobierno democrático. Léase bien crítica no otro accionar político. Y si de accionar político nos referimos, prefiero las acciones políticas concretas, con marcos de discusión, con sentido claro y objetivos concretos, con referentes que asuman propuestas. La marcha del 8N no tenía, ni tuvo nada de eso. Y dudo que tengan las que vienen si es que vienen. Y no se puede sumar uno a una marcha que además se auto niega en su significado: no es una marcha política, repetían los "organizadores espontáneos", los eufemismos de los medios argentos son de antología. Si, Sres. marchantes, es, fue y serán marchas políticas. No es ni bueno, ni malo, es. Y no fui además por que me puse a repasar las consignas por las que hubiera marchado y no encontré ni una sola de mis consignas en esas marcha espontánea de curiosa organización previa con amplia repercusión mediática anticipada y de generosa amplitud de consignas variopintas convocantes.

1. No encontré ni una sola referencia a apoyar la Ley del Aborto para evitar que medio millón de mujeres se mueran cada año por no poder acceder a una atención digna y en condiciones sanitarias satisfactorias por su condición social. En cambio es un negocio oculto que mueve millones entre aquellos que pueden pagar un aborto clandestino con todas las condiciones sanitarias.

2. Tampoco encontré ni una sola idea ni reacción ni exigencia de que se implemente algún plan de salud para que los millones de argentinos afectados por el mal de Chagas tengan atención y cobertura.
Tampoco vi ni un sólo apoyo a la aprobación final de la ley Celíaca.

3. En lo educativo no vi ni una sola consigna que apoye y exija elevar al 10% del PBI la inversión en educación pública y que pida al mismo tiempo la eliminación y reducción al mínimo de los subsidios del estado nacional a los colegios privados. Tampoco vi que se le exija al gobierno nacional que mejore la calidad de la educación en general.

4.  No vi que nadie apoye luchar por los derechos humanos haciendo foco en todo lo ocurrido en la etapa democrática que va de 1983 a nuestros días.

5. No vi ni me enteré que las consignas de los organizadores apoyen o tengan algún plan de desarrollo económico sustentable que tenga como objetivo terminar para siempre con la pobreza y el hambre y convierta a la Argentina en un país desarrollado y que, léase bien, lo será el día que las clases bajas pasen a ser clases medias.

6. Tampoco vi la exigencia de que se apruebe o se le exija al gobierno nacional un plan que declare de carácter estratégico el cuidado del medio ambiente, determine cuales serán los protocolos y políticas ambientales a los que se compromete sostener y cuál será la matriz energética que tendrá el país para no depender del petróleo o de los biocombustibles en el futuro. Ni siquiera se atrevieron a pedir más bicisendas.

8. Tampoco vi que nadie pidiera por la neutralidad de la red, de que defendiera el principio de acceso a la información pública, que pida defender el open data, la incorporación de las acciones ciudadanas en la construcción del interés público y la construcción colectiva de la información pública y cultural.

Tengo más consignas pero si no hay ni siquiera estas ocho primeras ¿Para qué marchar?, ¿Qué sentido tendría hacerlo a lado de personas que van vociferando, cacerola en mano, por temas que no  nos unen sino que incluso, no compartimos como importantes?

miércoles, 17 de octubre de 2012

A veces, cualquiera edita un diario

No voy a nombrar el diario ni el país en donde se publicó esta ¿noticia?. Creo que no sería un dato relevante y creo que no viene al caso. Ahora bien, después de leer la nota, lo primero que se me vino a la mente y en forma de pregunta fue, ¿me estás jodiendo, no? No encontré respuesta alguna en mi propio silencio o tal vez preferí pensar en cuál habrá sido el criterio para seleccionar esta ¿noticia? bajo la idea de relevante, importante, pertinente o vaya uno a saber que y es más que evidente que el impulsor de que esto llegara a imprimirse es el consabido, y nunca bien poderado, hay que llenar la página a como de lugar o el famoso caho, pasame un cable, pasame, por que lo de editar, en este caso, es mucho trabajo. También pensé que es más que evidente que no hubo un editor de sección, jefe de redacción, director editorial o algo parecido, que pudiera atajar, cuestionar, matizar, poner en duda esto y que si los hay o hubo, les vale madre la sección, el diario o es evidente que no leen nada de nada. Si, a veces cualquiera, edita un diario. Literal. Pero ya sabemos amigos, la culpa de todo, ¿quién la tiene? Repitamos todos en voz bien alta: Internet. (Para leer la nota con mayor comodidad, pulsá sobre la imagen así se amplia)


lunes, 8 de octubre de 2012

Visiones sobre el triunfo de Chávez

Las urnas hablaron. Con el resultado ya cerrado las visiones enonctradas son inevitables y en algún punto necesarias para tener una idea, la propia, sobre el proceso político que se desarrolla en Venezuela desde hace 14 años y que se prolongará otros seis años más, gracias a la votación masiva y de mayor participación ciudadana - llegó al 90% - de los últimos años y sin ninguna duda o denuncia en el proceso eleccionario electrónico cuya trasnparencia no fue objetada ni siquiera por la oposición venezolana. No hay ni debería haber una sola voz u opinión sobre este proceso complejo y profundo.

Algunas coberturas periodisticas se presentan con un doble discurso peligroso: enarbolan la libertad pero se autoedificacn como la única voz posible mostrando una sola visión y que casi siempre confluye con la visión ideológica del medio. No hay matices, no hay grises. Aquí un listado de artículos, crónica y análisis y que no dejean de ser todos una forma de interpretar los sucesos por que después de todo la objetividad no existe y como bien escribió el periodtista español Miguel Ángel Bastenier, en su Libro El Blanco Móvil: somos sujetos, no objetos.

[+] Otramerica.com | El Blog de la Ruta por Paco Gómez Nadal
Crónicas desde el terreno

[+] cronista.com
La "marea roja" ganó, pero en el entorno de Chávez no todo es euforia 

[+] pagina12.com
Por qué ganó

[+] el-nacional.com
Capriles ganó en seis capitales

[+] el-nacional.com
Capriles sumó más votos en Caracas   

[+] elpais.com
Chávez reactiva la revolución bolivariana

[+] elmundo.es
Chávez y Capriles dialogan un día después de la jornada electoral en Venezuela  

[+] guardian.co.uk
Hugo Chávez vows to keep Venezuela 'on socialist path' after re-election  

sábado, 21 de abril de 2012

YPF y sus circunstancias

Breve introducción:  Los problemas de España, son de sus ciudadanos y por ende lo que importa aquí, en este texto, es analizar o pensar las circunstancias de la expropiación de YPF en función de Argentina y sus ciudadanos, no de España y sus ciudadanos, por más que esten en algún punto relacionados. Tampoco es inteligente enrredarse en algunas argumentaciones patéticas por lo silvestres, de amplitud pletórica en su barroquismo nacionalista de algunos medios españoles. La vida no deja de sorprender, sobre todo a la hora del insulto gratuito que es un grave signo de ignorancia, atraso, decadencia y estupidez. En general en el mundo civilizado, se argumenta, no se insulta y menos desde los medios. Insultos, elípticos o no tanto, siempre empobrecen la inteligencia. No soy un experto, ni lo queiro serlo, en materia de energía, sólo ofrezco mi reflexión sobre este tema.

Aclaracíon: para aquellos que luego me envían mensaje pidiendo fuentes o reclamándome por algún dato, cada fuente en la que apoyo mis informaciones, son los enlaces en el texto.

===

En nombre del amor, díos, la patria, y en Argentina Perón, se hacen y deshacen muchas cosas. Son líneas difusas, binarias y nada estables que ponen todo entre el bien y el mal. Los nombres sacrosantos nunca hacen bien. Aquello que nunca debió ser, fue y es. Hoy vuleve el mismo peronismo que privatizó a estatizar aquello que nunca en realidad debió ser privado. Hasta con los mismos actores pero en roles cambiados; los que antes eran de reparto ahora son protagonistas y al revés. Y no sólo no debió estar en manos de un tercer país, sino que menos aún debió estar en manos de una empresa que en materia petrolera y en aquellos años, era menos que un alfeñique, llamada Repsol para más datos. Empresa de capitales mayoritarios, en aquellos años hoy no, de un país, España, que no era, ni es, ni será petrolero por su propia tierra. YPF nunca debió ser de otro país, no por un sentimiento nacionalista, sentimiento que rechazo, sino por que YPF era una de las tantas empresas con un enorme capital social, un valor y un orgullo que se transmitío de una generación a otra y la nueva debería ser o reconstruir esa misma impronta e ideario.

Y la historia da vueltas. Tantas que el filósofo Marx verbalizó que la historia se repite, primero como tragedia y luego como farsa. Pero no siempre debe ser así, ni lo es. Un error, aún el de privatizar YPF, siempre se está a tiempo de correguir. Se sabe que aquél alemán duro crítico del capitalismo, erró más que acertar en sus predicciones futuras sobre el desenvolvimiento de las sociedades. Y es bueno eso si, tratar de que la repetición de la hisoria de tragedia a farsa no se cumpla en el caso de YPF.  De nosotros, los argentinos, dependerá que esto sea o no así. Es decir, Argentinos a las cosas de una puta y buena vez en YPF. Perdón por mi francés.

Luego de que el congreso culmine y de el marco final a la expropiación se abren, en realidad ya están abiertas, grandes incognitas sobre el futuro de YPF, sobre todo para que no sea ni farsa ni mucho menos tragedia. La primera: un proceso de pago por expropiacón y arreglo llevará años sobre todo por que España recurrirá, tal vez, a los tribunales internacionales como el CIADI, aunque por la radicación de su capital es una empresa argentina y también será un proceso largo por que Argentina querrá pagar lo mínimo y Repsol y España querrán que se les pague lo máximo; es decir que este proceso excede, al menos por ahora, la duración en tiempo del gobierno que expropió a Repsol y que lleva a la siguiente alerta: No es cuestión de hacer futurología (ni me interesa hacerlo) pero si estar atentos al devenir de las circunstancias que una vez hicieron dilapidar lo que no se debía, sobre todo para no toparnos en unos años con el regreso del conocido y decadente gatopardismo peronista. Estar atentos sobre todo para que Marx, una vez más, no tenga razón en aquello de la tragedia, farsa y de nuevo tragedia.

Las circunstancias son concretas. ¿Era Repsol el mejor inversor o socio para desarrollar los nuevos descubriemientos de energía no convencional de YPF? No. Liso y llano. No tiene el capital para hacerlo (así lo había admitido la propia empresa al buscar un nuevo socio y que ya había comenzado a vender su posiciones en YPF), ni mucho menos la tecnología, ni mucho menos la experiencia, know how sobre como extraer energía no convencional y me atrevo a decir la innovación para llevar adelante ese desarrollo. Sobra literatura en la red sobre la poca innovación de las empresa españolas en general. Se estima que la inversión para alcanzar todo el potencial de los recursos no convencionales del país es, en Euros, de 30 mi millones por año. ¿Era o es España un país que hubiera aportado ese capital? No. Liso y llano. Ni tampoco lo hubiera aportado Europa. Es sólo repasar hoy los títulos de los recortes presupuestarios en España donde el mismo presidente Español admite que no puede pagar los servicios públicos y en donde la mayoría de los países que conforman la Unión Europea la crisis sigue presente, no sonaría lógico que un continente con esa crisis terminal y profunda, pueda destinar, en cuanto estados, un volumen de inversión tal mientras no logra asegurar el bienestar de sus ciudadanos y, sobre todo, mantener dicha inversión en el tiempo y mucho menos en un país estimatizado, por propio esfuerzo y por el crédito de terceros intencionados. ¿El natural declive geológico de las reservas de Argentina era poco rentable para el tamaño de una empresa como Repsol? Sin ninguna duda, pero no para empresas de menor porte que pueden aún extraer petróleo y gas convencional obteniendo ganancias y desarrollando pozos que Repsol ya no producía. ¿Es Respsol el único culpable del estado energético de Argentina? Ni por asomo. El gobierno argentino propició y sustuvo la política energética. Desconocer esto, es abonar que la tragedia se convierta en farsa. ¿El estado Argentino tiene el capital para desarrollar y poner en funcionamiento las reservas no convencionales de energía que son la tercera más grande del muno? No. Liso y llano. Y esta es la pregunta, cree quién esto escribe, más importante que Argentina deberá resolver en el futuro de la nueva YPF y sobre todo lo deberá hacer con más innovación,
pragamatismo, inteligencia, profesionalismo que retórica vacía y liturgia militrante sobre todo ante las previsibles y lógicas reacciones de España que en algunos casos son un sobreacto de lo que ya estaba decidído.

La salida de Repsol de YPF, por las malas o por las buenas, de mejor o peor manera, era en algún punto inevitable y las inversiones a futuro a realizar en Argentina, eran insostenible para Repsol en términos de composición accionaria en España donde se sabe que energía en este momento histórico y siempre, es sinónimo de geopolítica y de la pesada; sobre todo en un mundo en el que se produce un barril de petróleo y se comnsumen tres.

sábado, 28 de enero de 2012

Estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo y que todo esto puede cambiar

"No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, 
tampoco es el más inteligente el que sobrevive. 
Es aquel que es más adaptable al cambio"


El dominical del diario The Guardian y el más antiguo del mundo, The Observer, publica un artículo muy interesante sobre como ven algunos argentinos, sobre todo algunos jóvenes, el tema Malvinas. Si bien en algunos párrafos del artículo, nada nuevo por otro lado, se redondea y apoya la idea victoriana de que la victoria en la guerra da derechos, lo llamativo en este caso es que es Jorge Lanata quien sostiene el concepto.

El texto aporta un matiz sobre la importancia o no, y siempre relativa claro esta, que un tema como Malvinas y tantos otros tienen para una sociedad y que sospecho que desde el poder político de un lado y del otro de la contienda se usa a conveniencia y con mayor o menor eficacia para tapar otros temas mas acusiantes y sobre todo importantes, llámese, en Reino Unido, desocupación, pedida de gran parte del estado de bien estar, aislamiento político de Europa y la posible separación de la siempre rebelde Escocia en el 2014 vía referendum (un gran avance de la civilización si se lo compara con la barbarie de la guillotina usada con María Estuardo) o la perenne inflación, el atraso en muchos aspectos estructural, la inclemente sequía y la persistente pobreza en Argentina.

Pero las circunstancias son siempre eso y sobre todo cambiantes y relacionadas en forma invisible mientras pasan y se nos hacen visibles después, cuando las consecuencias son casi siempre inevitables lo que nos obliga al cambio y adaptaciones más o menos darwineanas. Una cosa lleva a la otra y lo que era ya no es y lo que será tal vez en realidad nunca lo sea.

El estado actual de la realidad política europea no deja de sorprender. Y más aún en Reino Unido, sobre todo por el nivel, muy berreta, de la argumetación oficial, o al menos el que es público, que contrasta con los apoyos diplomáticos que Argentina cosechó el último tiempo y que el artículo registra y que, tiempo no muy atrás, eran impensados, pero los intereses geopolíticos y económicos relativos pueden más. Sobre todo en un contexto en el cual la crisis económica de Europa y Estados Unidos modificaron el tablero mundial: mientras Brasil logra ubicarse en el puesto número 6 de las economías mundiales por el peso de su PBI y los millones de brasileros que se sumaron a la clase media al mismo tiempo Reino Unido desciende en la tabla de posiciones de la economía según la británica, CEBR  (Centro de Investigaciones Económicas y Negocios o The Centre for Economic Business Research) o que mientras varios países europeos caen en sus calificaciones de deuda, Uruguay por ejemplo, avanza un paso más hacia el grado de inversión y otros países latinoamericanos, Chile y Costa Rica por nombrar algunos, no sólo alcanzaron el grado de inversión sino que lo mantienen en medio del sacudón económico mundial.

Por ahora los intereses y en la superficie, se alinean a favor de Argentina en el apoyo por recuperar en forma pacífica las Malvinas, pero se sabe que estos intereses relativos pueden ser tan débiles o tan fuertes como los vientos que terminaron ayudando a doblegar a la Armada invencible española en la guerra contra Inglaterra. Las circunstancias son cambiantes y es bueno ir tomando nota de algunas predicciones que por el momento no pasan de superticiones pero que al mismo tiempo pueden ser aquello que vendrá, convertirse en un tal vez, ser una nada completa o en algunos casos seguir siendo esto en lo que estamos.

viernes, 27 de enero de 2012

United Banana Kingdom Republic

Excelente artículo en ambito.com (Dislate de Cameron: Reino Unido mantiene 10 colonias en el mundo) , detaco un parrafó diáfano y medular.

"¿Pero qué busca el premier tory al agitar de modo tan pobremente chauvinista la cuestión Malvinas? Escaldado en estos tiempos de ajustes y polémicas, acaso pretenda mostrar autoridad. Algo políticamente «barato» si se trata de hacer pirotecnia con un país como la Argentina que, se sabe, no tiene ni entre sus posibilidades ni en su vocación ir a ningún choque armado. Igual que Margaret Thatcher. Sólo que si el precio que paga por hacer politiquería con la cuestión es más bajo que en 1982, también lo será la recompensa, ya que hoy dicha causa no mueve el amperímetro en la sociedad británica, más atenta a los preocupantes avatares de su gestión"

El chico de la tapa y un enredo personal

Ayer tuve un impluso de escribir y que después es evidente que reprimi distrayéndome con otras cosas. Aquel impulso brotó al ver la portada de la ediciones Europea, asiática y del Pacífico que Time le dedicaban a Messi, si, el mejor jugador del mundo. Argentino y santafesino, orgullo doble para quien esto escribe también oriundo de esas tierras. Tal vez la distracción fue por que me enredé en pensar - Joder, que increíble, aún seguimos discutiendo, en Argentina, si es o no el mejor, ¿Hay que seguir con ese supuesto "debate"? y seguí enredándome conmigo mismo - Joder, si al parecer el resto del mundo no tiene dudas de que es el mejor, tal vez lo mejor sería decir, que lindo que Messi sea argento y que juega con la celeste y blanca además de con la del Barça.

Al final en mi enrredo y ante la obiedad de que no había novedad: es el mejor jugador del mundo pensé, para qué tanto enredo inútil. Lo que es, es y lo que ocurre es lo único que puede ocurrir en un país que olvida muy rápido las tremendas cagadas que cometemos como sociedad y que tal vez nos lleve a discutir si es o no el sol es amarillo o la luna redonda y tal vez para eludir aquella defecación original alargamos los debates inútiles. Un deporte argento y muy popular. Y hoy una intelectual, que no es santa de mi devoción ni de mi admiración, ni comparto su visión de la Argentina, ofrece un texto de lo más lúcido, ácido y enfocado que me saca del enredo mental en el que, a decir verdad, casi siempre estoy. Destaco un párrafo, pero el artículo de Batriz Sarlo publicado en lanacion.com vale hasta la última linea.

"En abril de 1982, el país consumía el alucinógeno del patriotismo despótico, cuya visión era "Ya ganamos", en la que se mezclaban la bravata y el desconocimiento. Celebrityland estaba a sus anchas. Después de años de entonar el estribillo de la dictadura -"los argentinos somos derechos y humanos"-, muchos "famosos" (periodistas incluidos) se emocionaban por una causa buena. En las kermeses televisivas se donaban joyas para la gran guerra en la que "nuestro ejército" (el mismo que había exterminado a miles) se cubría de gloria en el Atlántico Sur. Alrededor del Obelisco, pacíficas mujeres tejían para los soldados. En las escuelas, los chicos escribían conmovedoras cartitas, destinadas a los paquetes de provisiones y de regalos (muchos de esos paquetes se encontraron luego en la reventa). En Plaza de Mayo, Galtieri, rodeado de una multitud, se entregaba con desparpajo a la exaltación del machismo belicista. Fue una borrachera: "Si quieren venir que vengan -dijo-, les presentaremos batalla". Parecía una novela latinoamericana de dictadores. Aunque, si pensamos en la literatura, fue la novela de Fogwill, Los pichiciegos , la que dio la versión más realista de la guerra. Para leer hoy en el colegio secundario"

miércoles, 25 de enero de 2012

La no noticia del día

La culpa de todo la tiene internet. Ya lo sabemos y lo hemos dicho miles de veces. Sobre todo internet es la culpable de la crisis de los diarios impresos. No confundamos, no es que se informa de lo que no pasa o de aquello que no tiene la menor importancia o que no es relevante para nadie ni que tiene valor agregado para quien lo lee, ni que se publican notas monofuentes y copiadas y pegadas de comunicados de prensa ni que hablar de tratar de imbécil al lector; No, eso no tiene la menor incidencia, mire; la culpa la tiene in-ter-net,  entiéndalo usted de una buena vez por todas y nos deja vivir en paz. Y la culpa la tiene la red por que ahora uno puede verificar por si sólo la información, opinar, publicar, compartir y comentar todos estos, por supuesto, son actos terroristas y de piratería.

Veamos, publica lanacion.com

::: El todo y la parte
Uno lee el tíulo y tal vez lo que primero dice es ¿¿Fidel Castro - por que Cuba está en el Caribe por si lanacion.com no lo sabe (ver aquí googlemaps) apoyando a Reino Unido en el tema Malvinas?? Uno ya arranca sospechando que algo no esta bien en el título, pero uno nunca sabe muy bien cuales son los intereses de la geopolítica y del poder político de un país, incluído el propio o tal vez esté acostumbrado, mal acostumbrado, a tener que sospechar o dudar de algunos títulos. Igual hacemos click y, ops, caramba, no es el Caribe en toda su extensón sino que es la organización Caricom (Caribbean Community para ser más precisos. Y el nombre en inglés no es al azar ya que es una organización que agrupa a dependencias, mejor dicho colonias británicas y también a algunos países independientes pero miembros a su vez de la Commonwealth of Nations como Trinidad y Tobago y no sólo esto, en el propio texto de la ¿nota? dice -ahora copio y pego yo- "El encuentro en Granada convocó a los jefes de gobierno del Caribe; al canciller británico, William Hague; al secretario de Relaciones Exteriores de Territorios de Ultramar, Jeremy Browne, así como al ministro del Interior británico, James Brokenshire, y el ministro de Estado para el Desarrollo Internacional, Alan Duncan".  Ante esto la pregunta es ¿ Y cuál es la noticia entonces? por que la noticia sería que la Caricom no apoye a Reino Unido, ante lo cual es más probable que la Tierra sea al final cuadrada antes que esto ocurra. Es interesante ver también como la geografía se modifica según lo intereses que la determinan. La denominada Caribbean Community (Comunidad del Caribe) incluye entre sus miembros plenos desde 1983 a un país casi invisible para el resto de SudAmérica llamado Surinam (en este caso un ex colonia Holandesa) que limita con, entre otros países, Brasil es decir que sus costas miran al Océano Atlántico. Una curiosa agrupación geográfica o el mar Caribe se extiende más allá de lo que muestran los libros de geografía.

::: Una curiosidad semántica:
En el sumario de la nota, copio y pego, dice: Unos 16 países firmaron una carta que avala el principio de autodeterminación de los pueblos. Primero según la propia Caricom  sus miembros plenos son 15, no 16, lanacion.com no da el listado de los países votantes. Por otro lado, es curioso. Colonias o "dependecias" británicas ¿apoyando esta declaración? Montserrat (la isla del caribe, no el barrio porteño), Anguila (la isla, no el animal), Bermudas (la isla, no la prenda de vestir), Islas Caimán,  Islas Turcas y Caicosy Islas Vírgenes Británicas, ¿no será que estan declarando la independiencia del Reino Uinido? Tal vez Cameron este ahora más preocupado que antes por que, en este caso, el eufemismo de la autodeterminación para defender las Malvinas, puede resultar un arma de doble filo.

martes, 24 de enero de 2012

Demasiado serio para ser una joda

Uno puede aceptar un error. Un desliz. Una palabra fuera de luagr. Aceptar en el sentido de que uno lo asume como algo de un cotidiano vivir, pasa en cualquier momento, familia y lugar. Pero que con total impunidad a uno lo tomen de boludo y perdone usted mi francés, eso ya es harina de otro costal. No se si hay alguna otra reacción posible a las palabras del gobernador de La Rioja sobre el emprendimiento minero en Famatina.

Beder Herrera: "La contaminación será cero"

domingo, 28 de agosto de 2011

La primera portada de Steve Jobs

"Tu vida tiene un límite, no la malgastes viviendo la de otra persona. No atrapes a ti mismo en un dogma en el cual implique vivir con los resultados de los pensamientos de terceros. No dejes que el ruido de las opiniones de otros ahoguen tu voz interna. Y lo más importante:ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición. Ellos de alguna manera saben lo que realmente quieres ser; el resto es secundario"

Steve Jobs, discurso en la Universidad de Stanford (aquí el texto oroginal en inglés)

No hace falta agregar nada más. Mi abuelo siempre me decía que la historia se determina por el final, por los resultados, por las conclusiones, por este hoy concreto que tal vez fue soñado en un borrador eterno y siempre difuso en el ayer pero como un ojalá, una posibilidad no determinada de antemano. Tal vez algo de verdad haya en aquella idea a y sincrónica al mismo tiempo. Y visto con los ojos de hoy esta portada, tal vez la primera que le dieron a Steve Jobs, parece confirmar que el final determina la historia. Después vinieron miles de portadas en todo el mundo para ampliar cierta sincronicidad enlazada. ¿Qué habrán dicho o pensado los lectores de esa portada ante ese título autosuficiente y absolutista? "This Man Has Changed Business Forever", se podría traducir "Este hombre ha cambiado el negocio para siempre". ¿Periodismo prospectivo? Por que no, al menos el califictivo no pierde sustancia visto con los ojos de hoy. Hay una poco eficiente y delgada línea que no logra separar del todo al pasado remoto del pasado reciente sino que además, no logra tampoco separar al éfimero presente que se empicina siempre en transcurrir en el pasado.


(fuente: kuodesign.com)

jueves, 11 de agosto de 2011

El Blog de la Ruta

No podemos renunciar de antemano a los sueños. Esa sería nuestra derrota. La peor de todas. De esas de las que no te levantás por que no te das cuenta de que te robaron el espíritu. ¿Por qué renunciar a un sueño a una idea? No hay respuesta posible. Pensar una idea descabellada, pensar una idea imposible, pensar a contracorriente, pensar, tal vez de eso nos hemos olvidado, de pensar lo imposible para que sea posible. Sin sueños no hay realidad, aunque tal vez nos hayan dicho lo contrario. Ese sueño imposible que era Otramérica es esta realidad gracias a miles de personas que se fueron sumaron y lo construyeron visitándolo todos los días, comentándo, debatiendo, escribiendo y por sobre todas las cosas sin más ánimo que el de leer, escribir y participar. Ahora viene ese gran desafío que es El Blog de la Ruta, un viaje por la Sudamérica invisible, esa de la que conocemos casi nada. El sueño imposible se hizo realidad. No es un cuento, es un blog.

jueves, 4 de agosto de 2011

Sin muchas palabras hoy

O tal vez que la única democracia posible es la económica. No sólo la política. Todos queremos que las cosas cambien, pero tal vez no que las cosas nos cabien a nosotros. A veces es inevitable que nos cambien. Cuando la democracia se pelea con sus ciudadanos, algo anda mal.



::: ARGENTINA


::: ESPAÑA


::: CHILE


::: ESTADOS UNIDOS

lunes, 25 de julio de 2011

Cada día entiendo menos

Una amiga Argentina que hace años vive en el extranjero y que comparte conmigo el orgullo de haber nacido en la Provincia de Santa Fe, aunque ella en el norte, en Tostado y yo en el sur, en Totoras, me escribió un correo electronico asombradaavergonzadaasorada, si, todo junto, por los resultados electorales en la última elección a gobernador de nuestra provincia. Al igual que quién ésto escribe, no votamos allí. Ella por estar radicada en Canadá y este servidor por tener domicilio porteño, pero ambos valoramos, a diferentes distancias, los años de gobierno socialista, entre la intendencia de Rosario y la gobernación de la provincia, sin un sólo caso de corrupción y con una administración equilibrada aunque no escondemos críticas en privado, más yo que ella, sobre todo aquello de quedarse muchas veces en el posibilismo de la parquedad silenciosa que los condena casi al desconocimiento a los buenos políticos santafesinos y al mimso tiempo esconden las buenas gestiones que hicieron al ser menos mediatizados en el mainstream argento que atiende en Buenos Aires. Sobre todo si se tiene la intención ya explicitada de jugar en la liga mayor de las prescidenciales. Ella ya al borde de la indignación remata su correo electrónico preguntándome sin interrogarme y parafraseando a Los Redondos, "no sólo cada día veo menos, sino que cada día, a la distancia, entiendo menos a la Argentina, y creo que menos mal". La única y escueta respuesta que pude ensayar es que yo tampoco entiendo. Y le remití estas dos buenas columnas de opinión y análisis valorativos que pueden darle luz a lo que ocurrió en las elecciones de ayer en Santa Fe.

:: Una votación rara | Beatriz Sarlo | lanacion.com.ar

:: El Pelado, por un pelito | Mario Wainfeld | pagina12.com.ar

jueves, 21 de julio de 2011

Sofismas delicados

Con cada escándalo todo tiende a aplanarse e igualarse de alguna manera y nos envuelve a todos por la lógica totalizadora de propaladora que existe hoy en día en los medios. La lógica es perversa. Los sofismas están a la orden del día y no valen nada pero se venden caros. El escándalo repugnante del diario News of the World le dio aire a los sofistas a sueldo que intentan igualar a aquellos impresentables, con nuestros impresentables. No vamos a quitarles los méritos a los nuestros, tienen sus singularidades, ni tampoco voy a defender a aquellos impresentables. Pero resulta peligrosa la construcción que se hace o se intenta hacer de que por la falta de ética y de todo escrúpulo profesional en la lógica del concubinato del poder, nunca reconocido pero que es de público conocimiento, entre el político y fáctico esto se aplica igual y en forma automátcia a todo medio y en todo país. Este relato o construcción es la que ahora edifica la justificación de barbaridades impresentables de otros tiempos sobre todo aquí en Argentina. Para ser más claro, que el diario News of the World o el diario que sea, haya hecho lo que haya hecho, no sirve ni es válido para justificar ataques a medios locales sean hegemónicos o no, monopólicos o no o incluso medios cuya ética es, a todas luces deplorable. Y mucho menos edificar la santidad a toda prueba de una ley, sea de medios o la que sea. La ley es o debería ser buena sin necesidad de comparación. Están aquellos que hacen las cosas mal pero al mismo tiempo están, y estoy convencido de que son mayoría, los que hacen las cosas bien o lo intentan de buena fe. Los que hacen las cosas mal tienen, es evidente, más poder y mayor exposición. Pero no son todos los medios iguales. Después de todo dicen que a cada chancho le llega su San Martín, si es que le cabe.

domingo, 12 de junio de 2011

¿Progreso? si, por supuesto, pero ¿Cuál? y ¿Cómo?

¿Cuál es la ciudad y el país que queremos?, ¿Cómo la y lo construimos?,¿Por qué las ciudades y los países son como son hoy?. ¿Por qué aquello que con llamativa tilinguería militante se hace brillar con fulgor mediático, es un espejo en el cuál debemos mirarnos? Una ciudad, un país se va haciendo en base a las decisiones que tomamos hoy y que repercutirán en los años que vienen y al mismo tiempo ninguna ciudad es lo que es hoy sólo por su presente sino por como se fue construyendo en el pasado con miras hacia el futuro. Ojalá la mirada que tengamos hoy sea lo más precisa y concreta que se podamos para asumir que ciudad y país que queremos e incluso que continente aspiramos a conformar

::: Buenos Aires, Argentina
un buen archivo de trabajos especiales en notio.com.ar sobre temas puntuales que ayudan a pensar sobre el futuro cercano y las cuentas pendientes

::: Sao Paulo, Brasil



fuente: apocalipsemotorizado.net

lunes, 6 de junio de 2011

Dos lecturas

No hay mucho o bueno que leer hoy en los diarios de Argentina que no sea previsible o más de lo ya dicho antes. Igual siempre hay perlas que uno encuentra para ejercer el sano ejercicio del entendimiento de algunos posibles por qué de las cosas y así matizarlas.

MANTENER LAS DIFERENCIAS
::: Sobre ellos y nosotros
pagina12.com.ar

PERU Y SU NUEVO CONTEXTO POLITICO
::: Un futuro entre la ilusión y el rigor de lo posible
ambito.com

viernes, 27 de mayo de 2011

Beatriz Sarlo, 678, el debate y la consagración de los fantasmas

Decir que Argentina es un país futbolero es decir una obviedad indisimulable. Pero no está en mi afán singularizar una supuesta totalizadora presencia del deporte más hermoso del mundo como marca de origen insoslayable del ser nacional y popular argento, sino para singularizar cómo un debate mediatizado por la divina tv Fhürer termina en una especie de Prode (otro invento futbolero argentino) donde todo aquel que suma su voz sobre el resultado que deja el debate se desvive en señalarnos, con el dedito póstumo y seguido del ahora famoso "conmigo no, Barone", de que tal o cual ganó, perdió o empató en el debate que se dio en el programa 678 con la ensayista Beatriz Sarlo.

Una reducción poco menos que absurda en la que se eleva a un programa de opinión (identificado con la del poder político de turno y sin desmentida de sus miembros) como es 678 al altar de mega estadio donde se articula el debate póstumo de lo político y se marca la agenda del resto de los medios que se la dejan, como muchas veces hemos visto, marcar por los de afuera. En democracia todo debe debatirse desde las políticas económicas de un gobierno hasta el papel de los medios y el rol de los periodistas. Todo discurso público está entrecomillado. Y que es muy bueno que así sea. Y en esto 678, en lo de entrecomillar el discurso, por más que les pese a muchos, por más que no les guste ni lo acepten nunca, 678 puso en su momento una voz diferente en los medios. Tal vez no del todo una voz mejor, pero si diferente y no es poco dado el amarrete aporte que el resto de los medios televisivos privados han hecho.

También empecemos por dejar de hacernos los boludos olímpicos. En 28 años de democracia es la primera vez (o que yo recuerde) que una intelectual, lúcida, prestigiosa y dura opositora a un gobierno como es Beatriz Sarlo, puede debatir en el canal oficial/público sin censura y sin ningún tipo de interferencia, es más cruzó en cámara y sin ninguna contemplación ni interrupción al funcionario público responsable de todo lo que tenga que ver con la reglamentación de los medios de comunicación del país. Que todo esto haya ocurrido recién después de vein-ti-ocho a-ños-de-de-mo-cra-cia habla muy mal de nosotros, los argentinos, y de nuestra hechura democrática. ¿O tendremos inoculado el miedo al disenso gracias al lastre que nos dejaron el hecho de haber vivido 60 años del siglo veinte bajo gobiernos fraudulentos, infames y dictatoriales en ese orden histórico?

Que Beatriz Sarlo emerja ahora como el factotum del discurso opositor o crítico al gobierno, señala varias cosas: una que estaba la necesidad de matizar la mirada o el relato, ya gastado y aburrido, que 678 había edificado sobre todo cuando en el último tiempo sededicaba a seguir marcando las frases y dichos más absurdos y no por eso menos abominables de Susana Gimenez y Mirtha Legrand y que son muestra de un vuelo muy bajo como apuesta de contenido y dos, marca la orfandad de voces críticas más orgánicas, sólidas y contundentes y no sólo en la pantalla del canal oficial/público, sino también en el resto de los medios televisivos, donde salvo la de Tomás Abraham, Alejandro Rozitchner o Martín Caparrós que si están presentes en otros medios, el resto de las voces son pa'llorar mire.

Nada se puede esperar de la realidad y mucho menos de la mediatizada que se autoedifica en la imprescindibilidad totalizadora de la parte repetida hasta el cansancio como un todo (escribo esto por la televisión en general y no sólo por el programa 678 y su estética de la repetición). Incisto en mi escepticismo militante y por eso me gusta ver que no me decepciono nunca y ese debate no lo hizo. También en algún punto sabíamos que Sarlo diría lo que dijo y el resto diría lo que dijo. El debate en algún punto nació desinfectado de sorpresas, salvo por la ya célebre frase de "conmigo no, Barone".

Por oro lado Beatriz Sarlo es una "debatidora" de mucha altura, no sólo en la argumentación sino en la sutil selección de con quién iba a debatir y en que términos y con quién iba a "pelear" o a no dejarse enredar y en que términos. Es decir, debatió y argumento, con el filósofo y ensayista Ricardo Forster, al resto les marco la cancha y los dejó de espectadores y aguantó, y devolvió en proporción, algunas chicanas innecesarias. En términos futbolístico, algunas planchas a Sarlo merecían roja directa.

Con Ricardo Forster el tono fue diferente y el debate se hizo no sólo en otros términos y sin interrumpirse uno con otro, lo que habla de un respeto intelectual, sino que además en varios pasajes se complementaron en los conceptos llegando incluso a hacer una especie de relato de continuidad histórica en el análisis de la política de derechos humanos de la democracia. Fue ella quien dijo sentirse orgullosa de como el país había encarado la transición democrática juzgando a los dictadores, algo que en países vecinos, edificados como modélicos por algunos medios argentinos, no han podido aún hacer. Y tiene razón, también me siento orgulloso de eso. Estoy seguro de que muchos de los que ahora corren a poner un poster de Beatriz Sarlo en su cuarto como la nueva ídola del debate televisivo propiciado por el poder político en el canal oficial/público, no están tan orgullosos de eso o de mínima lo toman como un sapito a tragarse de bueno, esa mujer tan inteligente y elegante que vi en la tele. Pero la democracia es, entre muchas cosas, un ejercicio diario y no sólo el día en que se vota además es un capital social compartido en valores, orgullos, obligaciones y derechos asumidos en el espíritu ciudadano. Bueno ok, así debería ser y que se haya enjuiciado a los dictadores y que aún sigan yendo a la cárcel, no es algo menor por lo que estar ogulloso si se quiere edificar una democracia en serio.

Para terminar (ya era hora). En su libro imperdible y que por cierto, aún no termine, Alejandro Rozitchner escribió un capítulo dedicado a los medios que me pareció de una profundidad y claridad más que meridiana. El libro es Ganas de vivir, La filosofía del entusiasmo y en la página 246, del capítulo No se puede vivir enchufado a los medios de comunicación el autor dice entre otras cosas:

"... Porque los de los medios son fantasmas, depositarios de nuestras proyecciones personales y sociales, pero no existencias plenas, no personas capaces de una comunicación certera y completa. Son fantasmas con los que nos relacionamos como si fueran personas. Si, son personas en su realidad, en la realidad de sus habitantes y afectos, pero no lo son para nosotros, que sin embargo nos inundamos de referencias constantes a esa apariencia inconcistente..."

Y aquel debate en algún punto fue eso tal vez un anhelo de ganas de matizar, de volver a ver la realidad desde una óptica diferente y no totalizadora, tal vez con la ilusión de que esos fantasmas en lugar de asustarnos nos abran una ventana para que en lugar de que salgan ellos, nos vayamos nosotros un poco más enriquecidos.

miércoles, 25 de mayo de 2011

El M15 y mi escepcicismo militante

"Sólo se suicidan los optimistas"
Emile Cioran




Varios amigos, otros colegas y algún que otro lector de esta bitácora, me escribió en privado preguntándome que opinaba, con la simple y sana intención de abrir un diálogo, sobre la "spanish revolution" o el movimiento M15 o sobre los indignados en España. Seguí en forma espasmódica y esporádica este tema. No consulte ni hable con amigos españoles o que están más cerca de este movimiento como para profundizar un poco más sobre él.

Y la verdad que no respondí las consultas privadas ni hablé con esos amigos y no tengo una respuesta a por qué no me metí con este tema como sí lo hice con otros. No me movilizó, ni me intereso mucho la formulación política. Y hablar de algo que pasa del otro lado del charco oceánico, tiene un margen de error demasiado grande si sólo se basa uno en las herramientas que se tienen a la mano de la interpretación histórica, política o incluso económica y la que ofrecen los medios de un movimiento social. Da gracia o pena escuchar en los medios argentinos las cabriolas que tratan de hacer los opinalotodo de siempre y algunos periodistas, que intentan separar (extirpar sería más preciso) el componente político de la movilización, será apartidario, pero político lo es siempre. Ese miedo a la política inoculado en las dictadoras siempre dice presente y que mejor que sembrarlo desde los medios. Por suerte están los medios alternativos que ofrecen una mirada más poliédrica y matizada de los hechos y nos aproximan mejor al entendimiento de las cosas que ocurren y lo más importante de por qué ocurren.

Volviendo a España y el M15. Soy un militante del esceptisimo político. No espero nada de la realidad. Es una forma de eludir la decepción o un manera de no decepcionarse nunca. Toda búsqueda de democracia es muy auspiciosa y merece ser apoyada siempre aún con matices. Por más que las generalizaciones nacidas de la indignación (en España, no les votes, en Argentina, que se vayan todos cada una con su contexto y singularidades históricas) no siempre cristalizan en nada concreto o lo hacen en opuestos que nada tiene que ver con la apertura o una profundización democrática. Y ese imposibilidad muchas veces está en la propia formulación de objetivos que no trascienden en una solución concreta o en la disolución de objetivos políticos difusos, es decir si se piden cambios, pidamos los imposibles y no alternativas intermedias complacientes.

Aún en la sociedad del espectáculo informativo en tiempo real, la revolución siegue pasando por las calles donde siempre pasaron y no tanto en el juego del bipartidismo que es una especie de trampa del no cambio y en la portada de los diarios impresos. Después de todo la democracia real en esta sociedad interconectada pasa por transformar el descontento en movimientos políticos con voluntad de poder y posibilidad de transformación concreta y que sabemos es difícil que sea reflejada por los medios tradicionales dándole ese valor de cambio. Mientras el M15 no se convierta en un movimiento mediático a la forma tradicional y siga con su perfil político militante, hay esperanzas de cambio real.