Mostrando las entradas con la etiqueta información. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta información. Mostrar todas las entradas

jueves, 29 de noviembre de 2007

¿De quién es esa noticia?

La discusión sobre la autoría o supuesta exclusiva de una noticia publicada primero en una bitácora y luego recogida en un medio grande sin dar crédito ha sido en varias oportunidades una cruda realidad y no sólo pasó esto con un "blog", ocurrió (ocurre) con medios comunitarios o medios más pequeños, no digitales, a los ni si quiera se los cita como fuente o soporte documental de un noticia. Que se hace evidente, para la audiencia más despierta, que un medio grande no está pendiente de este tipo de información tan localizada, pero que igual se la presenta como propia. No hay un pecado mortal en tomar o incluso levantar una información de otro medio cuando se enriquece, amplia y completa la información original, pero si es condenable la práctica extendida de asumir como propio el discurso de otro sin dar las referencias mínimas de donde empezó la información, sin verificar quienes dieron esa información antes y cual es el aporte nuestro en la elaboración de la información por la sencilla razón de que la publicación de una nota periodística, entre otros condimentos, tiene que ser comprobable y aquello que no está atribuido a una fuente, sencillamente, pasa a hacer una atribución nuestra y dar las referencias de la información en un medio digital es muy sencillo gracias a los enlaces en los textos, además es útil para quien lee la historia y muy poderoso para la contextualización y documentación de una noticia. Y no hacer esto es, muchas veces, de mala leche.

El trabajo periodístico es la búsqueda de la información y las fuentes, cualquiera que que sea, son una manera de llegar a ella y sabemos que las fuentes institucionales, sean públicas o privadas, desarrollaron una tremenda habilidad para que no se dude de sus datos, no se repregunte y nada se salga del control de la información tal cual ellas quieren que salga publicada un noticia que los despachos de prensa elaboran con suma precisión. La fuente no siempre tiene razón y sus datos muchas veces no le sirven a nadie pero, en el mejor de los casos, el tema del cual nos quieren hacer hablar, tiene, al menos, un interés público para las audiencias y por ende comienza, o debería empezar, el trabajo periodístico en serio que es contrastar, confirmar, ampliar y valorar la información pensando en las audiencias, no en las fuentes.

En todo esto, entre otras cosas, descansa la credibilidad de los periodistas y los medios. Credibilidad que por otro lado no es propiedad de ellos en si misma, sino que es delegada. Hay una entrega en custodia de ese creer. Por ende la credibilidad y la información son, en definitiva, propiedad de las audiencias. La credibilidad cuesta mucho construirla, al igual que la confianza en una marca, y es muy fácil perderla.

En las bitácoras hay cierta hipersensibildad cuando, con fundamentos o sin ellos, se critica a los medios tradicionales por que se levanta información que primero ellos publicaron. A veces es cierto, otras veces no tanto. Clarin.com días pasados cometió una imprecisión en adjudicar una noticia de último momento pero que eblog.com.ar publicó el día 20 de noviembre, sinserif.blogspot.com el 22 de agosto y que la revista Time (clarin.com, le da el crédito a esta como fuente y a la bitácora consumoweb.worldpress.com) ya lo había publicado antes en su edición digital. De Último momento no era, pero tampoco es (ni es comprobable), como se intenta deslizar, que la edición digital del diario de mayor circulación en español fue detrás de la información que la "blogósfera" publica o que no atribuyó las fuentes correctas. En realidad, el periódico español El País el 31 de julio del 2005 publicó durante cuatro números en su revista dominical el trabajo que el fotógrafo estadounidense Peter Menzel realizó durante 12 años en 50 países, la referencia al periódico español no aparece ni en las bitácoras mencionadas ni en clarin.com por lo tanto la supuesta "propiedad" de la información es discutible. Aunque sea políticamente incorrecto, las bitácoras no somos el ombligo del mundo ni somos santos impolutos en la publicación que hacemos de lo que creemos que es interesante.

martes, 5 de junio de 2007

Un repaso al estado de la sociedad
de la información en latinoamérica

:::> VENEZUELA
Aportes de gobernaciones y alcaldías contribuyen al diseño
de las estrategias del Plan TIC
[+] gobiernoelectronico.org

:::> REGULACIÓN Y LUCHA DE PODER
La convergencia que se viene: los privilegios que pide Telefónica
[+] gobiernoelectronico.org

:::> ARGENTINA
Ya hay 18 mil audiencias de funcionarios registradas en mejordemocracia
[+] gobiernoelectronico.org