Mostrando las entradas con la etiqueta medios digitales. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta medios digitales. Mostrar todas las entradas

jueves, 2 de junio de 2011

¿Imágenes de lo que vendrá mientras vamos viendo ahora lo que podría ser el futuro?

La tecnología, lo social, el diseño de interfaces para tocar y ver, la televisión. La vida cotidiana modelada con el sutil paso del tiempo en donde el presente se mezcla con el futuro. Tal vez sin darnos cuenta vemos el espectáculo del futuro en el presente. Un acople en cámara lenta entre aquello y esto, entro la idea y la realidad. Somos animales domésticos en las redes sociales donde nuestra identidad pública y diluida marca una nueva jerarquía social e informativa dándole relevancia o no a determinado contenido y donde al mismo tiempo cabe hacernos otra pregunta, ¿la red se parece cada vez más a Facebook y su actividad social compartida? Si todo se comparte en la red en las redes sociales, ¿como será la próxima era de la televisión? Si las tabletas gráficas cambiaron algunos paradigmas del diseño y lo han convertido en táctil, móvil y con las funcionalidades en primer plano, ¿por qué no pensar que las nuevas interfase seguirán ese camino? La tecnología cambia nuestra vida, hasta incluso haciendo posible lo imposible. aquí algunas pistas de algo de todo aquello que puede venir.

===
::: Diseño para tocar y usar
Soy un fanático de Mac. Siempre lo he sido pero ahora viendo este vídeo del diseño de interfaces que esta desarrollando Microsoft para Windows 8 con dos tipos de aplicaciones las de escritorio, o tradicionales, y las aplicaciones web .... la verdad no se si pensar en olvidar mi fanatismo o dejarme sorprender por que hará Apple en este sentido. Mientras, mejor ver el vídeo.



===
Google se hace social
Después de despertar tarde a la avalancha que significó Facebook y Twitter como paradigmas del contenido social y compartible, ahora Google se suma al permitir que los usuarios del buscador pueden asociar un contenido compartido a las páginas que visitan. Google llega tarde, pero tal vez seguro, al nuevo gran escenario del contenido compartido y de lo socialmente relevante. Google +1 es una nueva función y una nueva oportunidad de ampliar la relevancia social del contenido.



===
::: La televisión del futuro
¿Será Google TV la televisión del futuro conectada a Internet? Tal vez lo único seguro es que ya no miraremos la caja boba como antes y que será un soporte mucho más móvil de lo que es hoy con los celulares y las tabletas y si a esto le sumas conexión a la banda ancha es seguro que la forma de mirar televisión será muy distinta a lo que es hoy. Pero no hay que espera a que esto llegue sino que ya está.




===
Autos para ciegos
Tal vez dicho así sin anestesia suena un poquito increíble. Pero en este vídeo publicado en TED, Dennis Hong, lo hace posible en un inglés bastante simple de seguir. Ver para creer.

lunes, 30 de mayo de 2011

17 lecciones para diseñar en iPad.

Mario García publicó en su bitácora en inglés 17 lecciones a tener en cuenta a la hora de diseñar para el iPad. Aquí publicamos la versión en español. Una nueva era comenzó desde que la tableta de Apple está entre nosotros y donde el diseño tiene una gran oportunidad.

[+] garcia-media.com.ar/blog

jueves, 19 de mayo de 2011

Los únicos privilegiados son los niños

Y si tienen un iPad ni te cuento lo que pueden hacer con ese maravilloso privilegio que es ser niño y esa increíble forma que tienen de aprender creciendo. Me pregunto, ¿Qué le diremos a esta generación nativa de lo digital dentro de unos años desde otros soportes mediáticos? Esta terminando la era Harry Potter y empieza la del iPad y su diseño para tocar y ver. El futuro ya llegó, hace mucho, mucho rato.

lunes, 9 de mayo de 2011

Una conversación sobre publicaciones en iPad

En el último tiempo varias conversaciones privadas con colegas o amigos se vuelven interesantes y estimulantes que me provoca sacarlas del ámbito privado y compartirlas en ésta bitácora. En este caso empezó con un contacto del colega brasileño Rodrigo Cunha, vía Twitter, @cunha85, como era previsible, mis respuesta excedían el límite de los 140 caracteres y terminé respondiendo por correo electrónico, luego de que no pudiéramos coincidir en Skype. Respetaré la preguntas originales en portugués ya que pienso que no necesitan traducción ya que pienso que se entiende, si editaré los errores de tipéo de mis respuestas.

===

Queria tirar algumas dúvidas sobre como é realizada essa transposição, sobre o que deve ser pensado, planejado antes de colocar uma publicação para este dispositivo. Pensei aqui, inicialmente, em três questionamentos:


Creo que, antes que nada, a tus tres puntos le falto el mas importante: el contenido. EL iPad o las tabletas gráficas son un medio de distribución de contenidos que permite desarrollar un producto más enfocado a los denominados "hard users" que son aquellos que consumen mucho contenido digital y están muy acostumbrados a interactuar con todo tipo de lenguajes multimedia. También creo que cuando las tabletas se masifiquen aun más de lo que ya están hoy, habrá más oportunidades para el contenido multimedia.


1) Tipografia.
Existem várias estudos relacionados a tipografia na internet, principalmente sobre legibilidade. No caso específico do iPad, a própria qualidade da tela permite com que haja uma despreocupação com estes princípios, até porque são utilizados os mesmos tipos da edição impressa? Por que ainda não é possível selecionar ou ampliar/diminuir (acessibilidade) os textos da maioria das revistas para o tablet? Ainda é algo difícil de se concretizar? (vejo como uma solução a revista Bloomberg Businessweek, seria uma solução mesmo? uma tendência?)

Primero: no creo que uno se tenga que despreocupar por la legibilidad, si bien
con las tabletas uno puede tener mayor dominio de esto en comparación con el diseño de web site, debe ser siempre una preocupación la legibilidad, por lo siguiente: el contenido debe leerse siempre y debe ser accesible siempre. Y más aún si se utilizan fuentes que pueden funcionar muy bien en una edición impresa pero no por eso lo harán en una edición digital como el iPad.

Muchas publicaciones aún siguen partiendo de un producto basado en pdf o jpeg que pasados a la plataforma iPad no permiten interacción alguna con el texto. Pero esto debería cambiar a medida que se vayan masificando las publicaciones en iPad y se vayan alcanzando mayores niveles de suscripción ya que permitirá una mayor influencia del medio en ese soporte. No es difícil hacer que el usuario puede ajustar el texto a su comodidad, es más un tema de desarrollo tecnológico, de concepto de producto adaptado a las tabletas o incluso una línea editorial, más que a una limitación tecnológica. El mejor ejemplo para mi es The Economist donde la accesibilidad es muy directa y bien pensada. Difícil de adivinar o desmarcar una tendencia en el desarrollo de publicaciones para el iPad.

2) Navegação. Com a adaptação das revistas para o tablet, existem duas formas de navegação pelas páginas: horizontal e vertical. Isso quebra um pouco o padrão linear de leitura de uma revista convencional. Para isso, tenta-se algumas formas de identificar o leitor sobre a localização da página em que está lendo (pontinhos que avisam qual página está lendo e quantas ainda faltam na matéria; indicadores numéricos como 1/3, 2/3, 3/3; setas que mostram que há continuação). Enfim, existe uma melhor forma de indicar para o leitor esta melhor forma de se localizar dentro do conteúdo da revista?

Siempre se puede mejorar un método de navegación, pero la mayoría de las publcaciones no han hecho un producto específico y adaptado 100% a la plataforma iPad, estamos todos viendo esta evolución y experimentando con las nuevas posibilidades. Las nuevas formas de señalizar y sistematizar una navegación vendrán a medida que comencemos a innovar con estas tecnologías y plataformas.

3) Ícones. Pictogramas entraram definitivamente na diagramação das
revistas para indicar conteúdos multimídia, de interatividade ou se é
necessário virar a página para ler conteúdo adicional. Será que existe uma
forma de padronizar estes pictogramas para que sejam de fácil
reconhecimento para o leitor ou isso nem seja necessário? Na sua avaliação,
eles estão sendo eficazes em identificar este conteúdo adicional no iPad?

La señalética y los pictogramas son siempre un tema de debate por que muchos íconos par que funcionen, deben estar primero en el acervo cultural de los usuarios para ser reconocidos en el contexto que tú dices de padronización. Yo creo que los íconos ayudan y son un buen elemento pero padronizarlos no se si sería una buena solución por que muchas veces podría chocar con la identidad general del producto. Y al menos en la mayoría de los producto que use en el iPad casi todos funciona bien aún siendo diferentes.

Para mi ésta parte de la iconografía es muy importante en un iPad o cualquier tableta gráfica por que vivimos en una época visual y el iPad es un dispositivo cuya lógica de navegación es 100% visual. Pero al mismo tiempo si veo que muchas publcaciones para iPad no cuidan un aspecto importante: el componente intuitivo. Nadie nos ha enseñado a usar Facebook o Twitter, de hecho nadie podría hacerlo por que no existía nada parecido antes en nuestra cultura, no existía experiencia social acumulada en forma colectiva de como usar Facebook o Twitter, sin embargo creo que nadie, absolutamente nadie, ha tomado un curso y ha pagado a un profesor para que le eseñe a usar Twitter o Facebook, todo lo hemos aprendido en forma intuitiva, casi sin darnos cuenta o a lo sumo le hemos preguntando a algún amigo sobre alguna de las funcionalidades de una red social. Esto mismo debe pasar en el iPad donde las funcionalidades las tenemos ya incorporadas, pero al mismo tiempo antes no existía en forma masiva una experiencia de uso social de la plataforma y por lo tanto intuitivamente vamos aprendiendo. Es decir, si un usuario a simple vista no reconoce la funcionalidad del ícono, creo que no importa mucho, ya que si intuitivamente ese ícono lo estimula y anima al usuario a hacer click sobre el ícono, en ese mismo momento ya entendío que obtendría como resultado al hacer click. Claro no puede haber una diversidad de íconos diferentes para el mismo estímulo, por ejemplo, imprimir en una misma publicación, pero si se puede variar y crear diferentes íconos de una impresora de una publicación a otra, por que hay un aprendizaje previo que nos dice de que se trata ese ícono, y además intuitivamente podríamos descubrir la funcionalidad de ese ícino, en este caso, imprimir.

No momento só lembrei destes questionamentos. Na sua experiência como designer para publicações, sejam impressas ou digitais, existe algo de interessante que possa vir a se tornar uma tendência para publicações digitais no iPad? Isto tudo é para minha pesquisa no mestrado (máster) em Comunicação na Universidade Federal da Bahia (UFBA). Agradecei bastante caso seja possível da gente trocar estas ideias sobre o assunto, ainda muito novo e com poucos estudos.

Hoy todos los productos están buscando un camino, creo que lo mejor que puede pasar en iPad es que una tendencia no logre, en este momento, ser tal, sino que se vaya construyendo al andar entre varias publicaciones de referencia. Para mi el modelo The Economist, es un buen modelo que involucra y envuelve a las versiones impresas, para celulares, para iPad y para el web y esto me resulta más que interesante por que da cuenta
de que el usuario se mueve de plataforma en plataforma y según como el quiere acceder a leer determinado contenido. El usuario es nómade y multiplataforma.

O que acha? O conteúdo de uma mesma matéria no iPad, deve discorrer em "scroll" (cima p/ baixo) ou pode ser em "card" (esq. p/ direita)?

De ambas formas me parecen válidas, en iPad es más nativo navegar, creo yo, de arriba abajo pero de izquierda a derecha está más incorporado culturalmente.

Acabei me lembrando de outra discussão. Já chegou a ler este artigo de Reichnstein? http://www.informationarchitects.jp/en/ipad-scroll-or-card/ Isso lembra as discussões que ocorreram na Hypertext'87 e o embate entre "card sharks x holy scrolls". Mark Bernstein chegou a rebater este primeiro post, apontando alguns erros nas considerações de Reichnstein: http://www.markbernstein.org/Oct10/CardSharksandHolyScrollers.html.

Es una discusión riquísima e interesante. Yo no estoy tan seguro de tener afirmaciones tan tajantes y rotundas. Somos sujetos culturales, además de históricos, creo que no debemos perder de vista esto sin que se limite por ende la innovación. El iPad nos invita a explorar la innovación y potenciar nuevas formas de navegación del contenido. Además como dispositivo se debe contemplar la funcionalidad que el usuario pueda darle a la experiencia de leer un contenido.
Pensando na forma com que a notícia é apresenta nas revistas para iPad, você acha que o conteúdo de uma mesma matéria deve discorrer como um "scroll" (de cima para baixo) ou como um "card" (da esquerda para direita)? Creio que as ferramentas da Adobe (CS 5.5) permitem que se veja uma mesma notícia de forma "scroll" e somente passar para uma nova página para ir a uma outra notícia (há uma quebra semântica). Acho o assunto intrigante, já que temos agora estas duas formas de navegação.

Te repito,de ambas formas me parecen válidas, en iPad es más nativo navegar, creo yo, de arriba abajo pero de izquierda a derecha está más incorporado culturalmente. Las herramientas irán ampliando posibilidades que hoy tal vez no imaginamos o pensamos que puedan ser posibles y con seguridad las dos formas de navegación nos acompañarán como dos maneras de ver un contenido. Wired por ejemplo tiene varias formas de leerse en iPad. Eso es una buena idea para que el usuario se relacione con este nueva manera de consumir contenidos.


Aquí la entrevista en portigués > en la bitácora Papel Digital

viernes, 6 de mayo de 2011

Spam Twitero

Los Twiteos y retwiteos sobre las 40 ideas infalibles para estar en las redes sociales, las 237 cosas que hay que tener en cuenta para hacer periodismo usando Twitter, las 14765 formas de utilizar las redes sociales, y siguen los twits por el estilo, se han convertido en una especie de "spam twitero" que cada día surcan el cielo patrio del breve twiter que supimos conseguir. No entiendo por qué hay que edificar esa, a esta altura, neurótica sensación de la imprescindibilidad de la herramienta. O mejor escrito, lo entiendo, pero ya estuvo bien no?, ¿No ves que ya no somos chiquitos? Ya entendimos, ok? Escribir algo con sentido en 140 caracteres es una tarea sudorosa, para que mal gastar la brevedad del acontecimiento en lecciones de dudosa edificación que el oceánico río Twitter se lo llevará para siempre hacia algún rincón extraño de la red congelándolo en el olvido digital eterno. Mejor que la correntada nos traiga un poco de sorpresa. No es mucho pedir después de todo.

viernes, 29 de abril de 2011

De sur a norte

La información es también una red. La realidad tiene muchas formas de contarse, no una sola. En un mundo cambiante, una agencia enfocada en la información sobre derechos humanos hace su aparición en la red con voz propia y la vocación de sumar la de un continente para volver a algunas ideas que sea hace necesario encontrar: romper los corsés, volver a contar historias mirándolas de todo los lados posibles, dar y suamr voces, abrir espacios, nuvas ventanas. otramerica.com es una mezcla empática entre rigor profesional y periodismo ciudadano.

[+] info sobre el proyecto en garcia-media.com.ar/blog
[+] visitar
otramerica.com

viernes, 10 de septiembre de 2010

El principio del fin de Internet



Miami. Camino a New York. Es viernes y escribo esta larga entrada pero que publico un sábado por esas cosas de la vida. Demasiado temprano para casi todo. Un café me despierta y la inevitable curiosidad por las portadas de las revistas y los diarios me lleva, igual que llevan a un perro detrás del olor de la comida, hasta el local/cementerio donde además de revistas y diarios se vende un poco de todo aquello que uno no necesita pero que igual compramos.

Y el despertar mediático con el último sorbo de café me sacude con el título de la revista Wired (The web is dead, La red esta muerta) y me digo, chocolate por la noticia aunque esta noticia tiene varios puntos de vista. La nota Chris Anderson y Michael Wolff dan dos puntos de vistas de los que hablaré más adelante en este texto y que al mismo tiempo se une con lo que otro artículo de la revista The Economist y con lo que ocurre en este momento en Argentina, Latinoamérica y el mundo con la red de redes, donde la muerte de Internet es un asesinato por estrangulamiento y las manos pertenecen a distintos asesinos al mismo tiempo.

Wired titula, The web is dead, La red esta muerta, y no es para menos, con el principio del fin de la neutralidad de la red (explicada aquí, aquí, aquí, aquí y aquí también), con Google, Adobe y Apple peleándose con una sutil y elegante furia imparable que llega hasta la portada del diario The Wall Street Journal cuando el gigante comandado por el Mago de Jobs parece detener, ahora, su indisimulable posición dominante en el control de las aplicaciones descargables para sus dispositivos móviles y las telefónicas, en todo el mundo no sólo en Argentina, concentrando cada día más el servicio para derribar las tarifas planas para que sólo prime un sólo derecho: el de las telefónicas a cobrar más. ¿Será esta la próxima batalla que viene en nuestro país, después del ¿error? del gobierno de primero favorecer para después pelearse con el también concentrado Grupo Clarín y ahora favorecer al duopolio telefónico de Telefónica/Telecom? Sinceramente, no lo se. Si, la red abierta, colaborativa, de intercambio de información, conocimiento y definida como espacio público tal cual la hemos conocido hasta hoy, está comenzando a morir en una lenta agonía en la que los usuarios/ciudadanos/consumidores nos tendremos que defender solitos solos y no sólo del poder cada vez más concentrado de los grandes monopolios de todo tipo sino de la complicidad del poder político de turno que los propicia o destruye según le convenga en cada caso y según lo indiquen también el barómetro de las retorcidas encuestas políticas.

La red abierta y colaborativa es un bien común y no debería ser privatizado dentro de lo que ya está privatizado el espacio democrático y ciudadano. La democracia es una capital social, abierto y público y no un espacio de rentabilidad económica o un sistema cerrado como los políticos y las corporaciones van instalando en la sociedad. Aunque la izquierda no lo quiera aceptar o ver, la desigualdad social y económica también será apuntalada en los próximos años, si es que no lo está ya, por la brecha digital y si se encierra ese espacio común y público que es la red de redes se le agregará un nuevo componente de pobreza y atraso a las sociedades de los países menos desarrollados. Esta claro que el final de la fiesta de Internet esta comenzando a escribirse y que la red de redes está cambiando su cuerpo, alma y espíritu. La red de redes y el curso que ella tenga será trazado por el curso que tenga el sistema capitalista en sí mismo como el mismo Chris Anderson plantea en el mismo artículo de la revista Wired. Donde el cambio en la navegación y uso de la red de redes gracias a los nuevos dispositivos móviles cerrados y las aplicaciones app esta también modificando lógica de Internet tal como la conocíamos hasta hoy, es decir estamos pasando de una red de navegación y visualización a una de sólo transporte del algunos contenidos pero que se visualizan fuera de la red sobre todo en los dispositivos móviles desde que el iPhone hizo su aparición disruptiva.

Chris Anderson hace un repaso nada trivial de lo que sería la conexión diaria a la vida digital.
"You wake up and check your email on your bedside iPad — that’s one app. During breakfast you browse Facebook, Twitter, and The New York Times — three more apps. On the way to the office, you listen to a podcast on your smartphone. Another app. At work, you scroll through RSS feeds in a reader and have Skype and IM conversations. More apps. At the end of the day, you come home, make dinner while listening to Pandora, play some games on Xbox Live, and watch a movie on Netflix’s streaming service. You’ve spent the day on the Internet — but not on the Web. And you are not alone".

Que traducido y sin ser literal sería, "Te despertás. Mirás tu correo electrónico con tu iPAD - que es un app. En el desayuno mirás tu página en Facebook, mirás tu Twitter y The New York Times, es decir tres aplicaciones más. En el camino a tu oficina, escuchás un podcast en tu teléfono. Otra aplicación. En el trabajo mirás contenidos que te llegan por los canales RSS en tu lector y usás Skype para tus llamadas y usás mensajería instantánea. Más aplicaciones. Al final del día, llegás a tu casa y preparás la cena mientras escuchás a tu hija jugar en Xbox Live y ver una película en el servicio de streaming de Netflix. Es decir pasaste todo el el día conectado a Internet pero no estuviste en ella. Y no estás solo" Un verdadero gran cambio provocado por múltiples factores pero el principal es que de alguna manera los productores de contenidos y los consumidores estamos escribiendo un acuerdo fáctico, tal vez sin darnos cuenta estos últimos, sobre como será la red de redes en el futuro próximo cercanísimo. Atrás, muy atrás, quedo la red de redes abierta y colaborativa al cambiar la propia naturaleza de Internet
dando paso a una etapa si se quiere más volcada al retorno de los beneficios por la financiación de aquella fiesta que fue la red abierta. Se sabe una fiesta no dura toda la vida y menos en al cambiante y evolutiva red de redes.

Los nudos se pueden atar y desatar de muchas formas. Y lo que está ocurriendo con la red de redes desde hace un tiempo a esta parte también. La revista The Economist en su planteo no deja lugar a dudas sobre el estado de la red: The web's new walls, Los nuevos muros de la web y aclara en sl sumario, How the internet's openness is under threat, Como la internet abierta está bajo amenaza. En el artículo de está revista que, abierta y a la luz del día defiende el libre comercio y que no es pecado hacerlo, da un enfoque editorial economicista, si se me permite el término, sobre la liberalidad del mercado de banda ancha en Internet, pero no por eso deja de ser menos claro y hasta algunos argumentos me hacen acordar a los que utilizan las corporaciones en Argentina y Latinoamérica: "America’s big network operators have long argued that being forced to share their networks would undermine their incentives to invest in new infrastructure, and thus hamper the roll-out of broadband". Se podría traducir sin ser literal a que "Los operadores de grandes redes de los Estados Unidos argumentan que si los obligan a compartir sus redes, esto será pernicioso para sus futuras inversiones en nuevas infraestructuras y que esto supondrá un freno a la masificación de la banda ancha". The Economist remarca que este último argumento contrasta con el dato de que esto no sucedió en aquellos países en que el acceso es abierto y las redes son compartidas. De todas maneras está claro que una falta de competencia entre los operadores de telecomunicaciones referidos en este caso a la red de redes es la causa que está poniendo en jaque a la neutralidad de la red que es, de por sí, difícil de mantener y que este contexto lo hace aún más difícil de sostener. De a poco la agonía de la red comienza a ser realidad. La revolución que se supone y es Internet está entrando a una etapa tan compleja como apasionante.


Un poco de humor y de publicidad inteligente no vien mal.

[+] visto en paperpapers.blogspot.com

martes, 15 de enero de 2008

Crispación digital

Hay algunas sensaciones un tanto perturbadoras sobre las reacciones que muchas veces provocan las entradas en las bitácoras. Los comentarios demuestran la intolerancia y la crispación social que al menos en las bitácoras argentinas es moneda corriente sobre todo en aquellas páginas que tienen un alto tráfico. Si la intolerancia es pan de cada día en el mundo off line, ¿por qué debería no haberla en el mundo en línea? Sólo basta repasar los comentarios que se dejan en las ediciones digitales de los diarios porteños que si lo permiten hacer y se verá además que no es algo exclusivo de los blogs.
Si la realidad muestra un cansancio en el espíritu de convivencia y las ideas de construcción simbólica de un espíritu ciudadano no dan señales de tener ningún tipo de apoyo institucional y donde además el cinismo domina la escena (la mayoría de las veces es la única opción a la mano ante las patéticas respuestas del poder político e institucional) y no se cree ni en la propia sombra, ¿por qué debería haber una armonía bien pensante, civilizada y educada a la hora de dejar un comentario? ¿Porqué pedirle a la audiencia lo que no se intenta construir desde ningún otro lado? La mayoría de los comentarios destructivos dejados en cualquier página digital también muestran una gran cuota de frustración ante la continua disociación entre democracia y ciudadanos que tienen la sensación, cada vez más fuerte, de no tener ningún tipo de protección y que no sólo se les pone en forma recurrente la mano en el bolsillo (y en el culo también), ya no desde organismo, empresas o instituciones, sino que el propio verdulero se aprovecha de la sensación de indefensión general. Ante esto el anonimato y la puteada fácil al blogger, es una vía de escape, falsa y analgésica. Impune y tranquilizadora.
El salto de una economía en crecimiento a una de desarrollo, de una institucionalidad precaria y demagógica a una participativa real y de construcción ciudadana, requiere tal vez un compromiso de cambio que nos involucra. Pero se sabe que uno quiere el cambio mientras no lo cambien a uno. La vida off line es igual que la en línea, tal vez la diferencia sea que no existe el anonimato para la puteada al muñeco que te acaba de afanar en el bar de la esquina. Ante esto, a las piñas directo.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Tiempos difíciles

Hacer futurismo en la comunicación es un ejercicio inane. Todo tiene su excepción mientras lo digital avanza sin que nada lo pueda detener. Del todo conectados al todos controlados hemos escrito bastante y tendido. La concentración de información y de herramientas en la era de los "prosumidores" no es algo nuevo sino por el contrario una constante evolución de modelos de negocios de largas colas desde hace varios años.
Concentrar demasiada información personal parece ser un costo (oculto) muy elevado para los usuarios a cambio de participar de la conversación global y de la democratización de la información. La caza de los perfiles de usuarios es la nueva cantera a conquistar. En el medio de esta revolución y de la lucha por los estándares para dominar las plataformas móviles, donde todo parece indicar que está el futuro de la conectividad a la red, los contenidos y el periodismo sufren por el constante zamarreo de las nuevas herramientas de la información y por el asalto que las audiencias han hecho a los medios tradicionales con el periodismo ciudadano que obligó a cambiar paradigmas y modelos establecidos y a pensar nuevos sitios de contenidos con visiones diferentes aún dentro de los medios digitales. ¿Habrá llegado el momento de los cambios profundos en los medios de comunicación? Fácil escribirlo, difícil implementarlo. Mientras, los contenidos están esperando y la información de calidad también.

jueves, 22 de noviembre de 2007

La lectura sigue en alza

El estudio de Poynter Institute (Eye Track 2007) de alguna manera confirmó que, muy al contrario de lo que se afirmaba (por superstición más que nada) la lectura de las ediciones digitales es más prolongada y profunda incluso que en los periódicos impresos. Fue una gran noticia. Se lee y mucho. No será aún todo lo confortable que debería ser, pero se lee. La poca portabilidad que tienen las ediciones digitales, en comparación con la que tiene el libro o el periódico, no son una barrera para la lectura en pantalla. Muchos se hicieron los distraídos con la confirmación que logró dar el informe de Poynter. Tal vez para no asumir que en realidad ocurre una crisis del soporte (papel) y no de la lectura en sí misma. Con los matices que cada mercado presenta y según la brecha digital que cada uno tenga, la realidad va confirmando y consolidando el cambio cultural que empezó con la masificiación de la red de redes.

Los productos culturales en soporte papel se enfrentan a crecientes presiones por los continuos cuestionamientos que se les hace desde muchos aspectos: medio ambientales (tanto por la producción de papel, como por su transporte, su fabricación y, en menor media, por su impresión), hasta sociológicos y profesionales. Los nuevos medios digitales han creado grandes oportunidades de desarrollo de contenidos que prescinden del papel al punto de que hoy tenemos varias generaciones que tienen acceso a múltiples plataformas y todas ellas son digitales. Inclusive se están (estamos) acostumbrando al cambio dentro del cambio: la utilización de los dedos y ya no tanto del ratón informático o de botones de teclados para seleccionar contenidos en una pantalla, donde ésta ya no es sólo soporte facilitando la representación sino, de alguna manera, es parte del contenido.
La simplificación en los accesos a los contenidos desde el diseño de la interface y de la organización de la información se hace cada vez más evidente. También se consolida la necesidad de que los dispositivos móviles, por ejemplo, permitan concentrar cada vez más funciones que nos aporten portabilidad, productividad y conectividad en cualquier lugar, a cualquier hora y con cualquier contenido y desde un sólo dispositivo. En paralelo, la continua demanda de acceso inalámbrico y de contenidos audiovisuales, parecen empezar a delinear un colapso de la red en el corto plazo.

Este contexto está también empujando al desarrollo de los nuevos libros electrónicos que aún no logran llegar a establecer un estándar que permita evolucionar luego hacia una plataforma o dispositivos maduros y con cierto grado de éxito comercial. Sin la experimentación y la innovación disruptiva es difícil que se logre. Algunas aproximaciones avanzan en un sentido más que positivo pero aparentan estar, al menos de lo que se puede ver, lejos aún de un óptimo deseable. Igual no deja de ser un paso alentador. Cambian los medios, cambian los soportes pero la laectura sigue en alza.

Enlaces relacionados:
Do newspapers have a future?
Buenos Aires PoD, el futuro del libro

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Pensamientos en voz alta
sobre convergencia

Hay ciertas tendencias que, de tanto repetirse, terminan convirtiéndose en un mantra que se impone al final del camino. Casi a diario conocemos una nueva redacción que converge con otra dentro de algún medio de comunicación. Al principio las redacciones de medios impresos comenzaron a fusionarse o a converger con las de los medios digitales. Ante este fenómeno, mejor tener una mira más criteriosa, analítica y no dejarse llevar sólo por el entusiasmo del momento.

Ahora también convergen las redacciones de otros medios como en el caso de las que tiene la BBC en el Reino Unido por ejemplo. Hay varias miradas sobre este proceso general que ya es inevitable y global, al menos desde la necesidad imperiosa de cambiar los procesos de producción periodística y por ende de los contenidos. Desde el lado positivo se lo ve como una gran oportunidad de potencializar coberturas complementarias, de amplificar la posibilidades narrativas, de incorporar elementos de contexto y documentación, de combinar lenguajes que de otra manera sería difícil hacerlo y de ampliar las posibilidades de interacción entre diferentes medios y audiencias.
Desde una visión crítica a este fenómeno de la convergencia, este es observado como una forma de optimizar recursos para bajar determinados costos operativos únicamente y que llevaría a una "homogenización" de los contenidos y una subordinación, en el peor de los casos, por ejemplo del producto digital al producto impreso y que cada medio tiene su textura, sus condimentos que no pueden o no deberían tener el mismo estilo narrativo y que lo digital y lo "analógico" son dos entornos diferentes y no se deben mezclar y que la "divergencia", en lugar de la convergencia, es el camino más adecuado para el proceso de producción periodística.

Estamos en un proceso de aprendizaje y de cambio cultural profundo e irreversible. Sin buscar recetas salomónicas; cada mercado, cada medio, cada cultura organizacional, cada "core bussines" , el pensamiento estratégico de una determinada empresa, cada contexto y sumado a todo esto las capacidades que los propios recursos humanos tengan ya incorporado, ameritan soluciones adaptadas a cada caso por más que haya ciertas matrices comunes o tendencias a las que haya que prestarle atención.

Sin caer en que con ponerle una cámara en la cabeza a un periodista ya estamos entrando en la convergencia y que con este sólo hecho podemos optimizar recursos y bajar costos operativos (si pensar en la calidad de los contenidos), muchas veces la convergencia en determinados medios puede ayudar a potenciarlos informativamente y lograr una mejor ecuación económica total en lo operativo, sobre todo en los medios regionales donde la hiperlocalidad es la gran estrella y donde los canales de participación y el periodismo ciudadano son la pulpa jugosa del proceso informativo. Sin duda este es un escenario de ganar ganar (si, no es un error), gano en potencia informativa (por ende también en calidad de contenido) y gano al mejorar mi costo operativo final.

En otros casos la cultura (mística) del medio impreso esta muy arraigada y la dinámica del mercado en el cual está desarrollándose como producto, hacen que fusionar o hacer converger dos redacciones en un multiproceso continuo informativo no sea la fórmula (que por suerte no existen en comunicación) más adecuada para aplicar. El concepto de que la información en el soporte digital no tiene cierre y donde la mayoría del contenido producido está de alguna manera subordinado al medio analógico/ papel, hacen poco adecuado el contexto para la convergencia. Salvo que se busque sólo mejorar los costos operativos.
En este caso es mejor no converger ya que en el largo plazo, que sabemos que en la era digital pueden ser meses, nos podemos topar con algunos problemas estructurales si la convergencia se impone: contenidos solapados, reprocesos continuos de una misma información sin añadirle valor a la misma, dificultades de implementar un verdadero cambio de cultura redaccional y problemas de foco editorial en algunos casos, además de que una redacción con una cultura del papel tan incrustada en las venas hace difícil un salto hacia una redacción multimedia y ni hablar de que muchas veces hay abismos generacionales insalvables.

La combinación de convergencia en determinados procesos (producción informativa unificada), al mismo tiempo producir coberturas independiente del soporte originario de la información (por ejemplo, seguir las reacciones de una información de gran repercusión de un producto analógico/papel desde el web) y descentralización de la publicación en forma remota aplicada a grandes redacciones utilizando dispositivos móviles, puede permitir una dinámica informativa absolutamente diferente en ambos productos papel/digital en un momento en el cual las audiencias interactúan con varios medios al mismo tiempo.

Enlaces relacionados:

• Laura Gallego: "Internet ha contribuido a que los jóvenes lean más"
Según la CMT, en 2011 el 80% de los españoles tendrá banda ancha
Supremacía de EU en internet domina conferencia en Brasil
La ONU quiere reducir desigualdad de acceso a internet entre ricos y pobres

viernes, 14 de septiembre de 2007

Y ahora te toca a tí muñeca

No hay plan de negocios que no haya sufrido dolorosas alteraciones con la masificación de la red de redes y la aplanadora democratización del acceso a la información. Cada día conocemos un nuevo reporte sobre como Internet modificó la preferencias de los usuarios / lectores desplazándolos de las ediciones impresas hacia las digitales.¿Pero no será ahora el turno de la de televisión morder el polvo de estos nuevos tiempos digitales? Bienvenidos a la era del entretenimiento digital. Era de monitores y de pulsar el play con el ratón de tu computadora. ¿Falta mucho para la era del eTouch entertainment?

miércoles, 29 de agosto de 2007

Dilemas digitales

La experiencia del usuario y la división contenido / publicidad con la que Google hizo punta en la red parece que no le da resultado en su sitio YouTube e intenta obtener rentabilidad (o recuperar los u$s 1650 millones invertidos en la compra de la vídeoteca mas grande de la Internet) cambiando esa regla. Pero hubo un pequeño matiz, los usuarios han expresado su disconformidad con la estrategia que se pretende implementar incorporando publicidad de 15 segundos al inicio de cada vídeo, algo que no ocurre en este momento, o al menos no en todos los vídeos. Por más que dependerá del usuario ver o no el anuncio, la reacción y rechazo no se hizo esperar. Un dilema para el sitio de vídeos que se mantiene libre en su acceso y con un tráfico creciente y un debate que comienza mientras se está experimentando con la posibilidad de introducir publicidad. La búsqueda de rentabilidad e ingresos necesarios para sostener un portal como Youtube plantea un modelo de negocios diferente a los planteados hasta ahora: YouTube sólo pondrá publicidad en los vídeos de determinados socios y no en los de los usuarios (para evitar problemas de derechos) y compartirá los ingresos por cada pulso que se haga en el vídeo con el propietario del mismo. Pero los usuarios de YouTube no sólo le genera problemas con el rechazo a la publicidad sino también con el contenido que allí se puede publicar y que no siempre es muy elogiable. Parece que libertad y rentabilidad son difíciles de conjugar cuando la segunda, en los medios (digitales o tradicionales), es necesaria para sostener la primera.

Artículos relacionados:
Telefónica deberá indemnizar a sus clientes en Brasil
• Don’t lecture, engage: South African Times editor defends blogs

miércoles, 22 de agosto de 2007

La velocidad del futuro

Los cambios tecnológicos del futuro vienen la mayoría de las veces con un tímido anuncio en el presente. La frase que el actor francés Philippe Noiret dice en el memorable film CinemaParadiso de Giussepe Tornatore al quedarse ciego a causa de un incendio en la sala de cine y al ver que , ahora, el celuloide no se prende fuego, no sólo es profética sino que es de una válidez meridiana: el futuro siempre llegua tarde. A lo que me permito agregar, lo no significa que no sea un avance.
La evolución tecnológica y de medios que hoy es sólo un experimento de laboratorio o que se da como parte de un plan de negocios, pronto serán, con las modificaciones del caso, el paradigma de nuestra vida diaria dentro de poco.
¿Un papel flexible, electrónico y en el que se pueda ver vídeos?, ¿Una radio digital que tenga vídeos y que permita copiar su código para poder publicarlo en otro sitio?, ¿Qué en el sitio de vídeos digitales más popular del mundo se incluya publicidad en los mismo?, ¿Qué los teléfonos móviles nos permitan acceder a portales informativos donde y cuando queramos?, ¿Qué no lo permitiría?,¿Cuál sería el límite?

El futuro llega más rápido de lo que parace
La vida mediatizada y conectada a alguna forma de comunidad, red, foro, grupo o cualquier tipo de vinculación social en formato digital, nos permite cada día intercambiar un nivel y volumen informativo de tal magnitud que nunca hemos visto antes en la historia. La conversación ya no es una utopía o formulación teórica, es una realidad global. Los ciudadanos tienen en sus manos la posibilidad de mejorar las instituciones, de entenderlas en profundidad y mejorarlas con su participación. La sociedad civil digitalizada en función de una idea de interés público. El diario La Voz del Interior de la ciudad de Córdoba en Argentina, lanzó hace unos días su Monitor Ciudadano, una poderosa herramienta donde la gente no sólo participa en la generación de la información sino que toma partido en ella, creando lazos y conciencia ciudadana.

Muchas versiones digitales de los medios tradicionales están entendiendo esto y se están sumando a la nueva conversación del código abierto y de los contenidos compartidos, lanacion.com un artículo por correo electrónico. Aunque tengan un diseño 2.0, sus funcionalidades son -0.0001, toda una definición de como entienden la realidad , es ,en Argentina, un claro ejemplo de esto al permitir obtener el código de un artículo para pegarlo en otro sitio. Si bien sólo permite pegar un extracto del mismo con un enlace a su sitio, otros medios no sólo ni siquiera permiten esto, sino que no pasan del simple envíar por correo electrónico un artículo, toda una definició de como entienden el proceso comunicacional de la era digital, o al menos eso parece por ahora.

martes, 21 de agosto de 2007

La red está siempre en (r)evolución

De la revuelta contra una campaña publicitaria en Brasil, pasando por un plagio Carioca y terminando por el silencioso posicionamiento político del peronismo en la red de redes la era digital y de la sociedad de la información se sacuden como si los vientos del huracán Dean que castigan al caribe estuvieran pasando a unos kilómetros de aquí y en formato digital. La política en Argentina sigue en su versión 0.0 (aunque empieza a asomar una tímida y muy raquítica posibilidad de apertura), algunos medios tradicionales siguen subestimando a la red y la fulminante posibilidad que otorga (a las audiencias) el "sincrodestino digital" de enlaces y participación.
Todo muta y la red no sólo no es ajena al fenómeno, es su epicentro.

El plagio, la información, su control y sus fiscales
La credibilidad digital de nuevo en tela de juicio. El caso de JB Online (si bien no es para generalizar) si es para tomar en cuenta de un al menos esquema ya repetido en otras oportunidades: un medio más "grande" plagia a un medio más "chico". No sólo los malos "blogeros" copian y pegan, sino (o además) los malos periodistas y esto no tiene nada que ver con el soporte en sí mismo (tal vez sea más fácil y/o tentador hacerlo en el formato digital) es un problema de los dedos para atrás, sea en el soporte que sea.
Da la sensación de que seguimos sin enterarnos (asumiendo) de que hay un eje del poder comunicacional que se movió de una manera dramática y que no hay noticias de que vuelva a colocarse en su sitio anterior: la información, su acceso y generación se democratizó (no así la creación del conocimiento; esto es otra historia). Los medios son fiscalizados por las audiencias y por ende los que trabajamos en ellos, o para ellos, también. Esta oportunidad abundante, se sigue viendo como una amenaza, muchas veces aún desde los nuevos medios. La cultura tarda en cambiar, pero algún día termina por cristalizarse.
De la web 1.0 a la 2.0 pasó, más o menos, una década, de está última a la 3.0 sólo apenas están pasando meses o días. De la participación en la generación de los contenidos a la creación de herramientas de uso con la "viralidad" como método de (re)distribución.

Se vienen los políticos
Si los medios cambian y la información ciudadana asume el rol protagónico, los políticos no pueden estar ausentes, guste o no. La sociedad de la información necesita un marco institucional, requiere de una dimensión política, y si el diálogo no está sólo concentrado (mediatizado) en los canales tradicionales y pasó a estar en la red de redes, en los celulares o en el soporte que sea, pues allí estará la política. El vaciamiento del contenido participativo que sufrió la democracia con las continuas dictaduras (sobre todo las de la década del 70), la posterior frivolización de la política en sus últimos retornos y el robo del interés público y el ámbito ciudadano por parte de la "privatización" de la política (un fenómeno que no sólo ocurre por estos lares), convirtió en habitantes a los ciudadanos. Este campo yermo se está reconstruyendo de a poco en la red (en el nodo argentino para ser más precisos) por la iniciativa de los propios interesados y la masificación de las herramientas de la información y de participación, aunque aún se está muy pero muy lejos de lo que ocurre en otros países. En Argentina el peronismo ha dado sus primeros pasos en establecer una presencia de bitácoras políticas, que en su mayoría son un mero y poco creíble instrumento de difusión partidaria y no un canal abierto y democrático de participación ciudadana, de diálogo franco con los votantes. La distancia que impone el propio medio, sirve para mantener bien desinfectada de ideas la (re)construcción de la política y es el mejor resguardo de la democracia que supimos conseguir, para beneplácito de los políticos tradicionales.
Peor es nada, la oposición sigue sin enterarse de que existe un nuevo medio llamado Internet. Las posibilidades que se abren para crear una verdadera red ciudadana que gestione y potencie el debate (necesario y urgente) sobre la (re)construcción de un espacio democrático, siguen en la sala de espera.

martes, 3 de abril de 2007

EyeTrack07, primeros resultados

De aquel primer estudio, hace unos 17 años atrás dirigido por Pegie Stark Adam y Mario García, han pasado muchas cosas en los periódicos. Rediseños basados en ese estudio, cambios en la forma de editar las noticias, nuevas maneras de jerarquizar las informaciones, explosión del color, cambios de formatos, la eclosión de la infografía y por supuesto la masificación de la Internet. Muchos cambios en un tiempo relativo y corto.
En medio de la convergencia de medios, el auge del periodismo ciudadano y las posibilidades de integrar nuevos lenguajes a las versiones digitales de los diarios, el Poynter Institute de los Estados Unidos, presenta los primeros resultados de la versión 2007 (que vuelve a tener a Pegie Stark Adam y Mario García en el equipo de investigación junto a Sara Quinn, Lary Larsen, Jessica Sandler y Jeff Steffan) de este estudio que fue, en su momento, uno de los avances más significativos sobre como se mueve el ojo en la página de un periódico; en esta versión del nuevo milenio la investigación se amplia también a los hábitos de lectura en las páginas digitales.

Metodología:
Para este estudio se necesitaron 600 lectores regulares de cuatro periódicos que circulan en diferentes ciudades y estados de los Estados Unidos: Rocky Mountain News (Denver), The St. Petersburg Times (Florida) , Star Tribune (Minneapolis) y Philadelphia Daily News. Cada periódico aportó unos 100 lectores seleccionados de sus listas de suscriptores, del público en general y contactados mediante anuncios en estas publicaciones.

Las personas invitadas a realizar esta investigación se les pregunto si eran lectores regulares de la versión on line y de la publicación impresa. Las investigaciones se realizaron durante el último año y se utilizaron 30 ediciones publicadas.

Los lectores se dividieron en dos grupos: 56% en una franja de edad de 18 a 41 años y un 44% en una franja de 42 a 65 años Lo que da un promedio de edad de 39 años. Compuesto de 49% de hombres y 51% de mujeres.

El 29% del total de los participantes leía la edición impresa o digital al menos tres veces por semana. El 71% restante leía la edición impresa o la digital cuatros veces a la semana.
No hubo criterios de selección de los lectores relacionados a su educación u empleo. Sin embargo se trataba de personas con una educación universitaria en el 87% y en el caso particular de los que leían la edición digital son los que tenían un mayor nivel educacional.
El 75% de los participantes tenían trabajo estable.

Los lectores leían las publicaciones unos 15 minutos promedio mientras duraba el estudio.
Como se indica en la página del Poynter Intitute, si bien las personas no estaban en la situación más normal para leer una publicación, comentaron sentirse muy cómodos con la experiencia y que podían leer en forma normal.

Los datos resultantes y preliminares ,ya que el presentarán
entre el 10 y 12 de abril próximos, son:

1) La lectura en las ediciones digitales es más profunda y se llega a leer el 77% de el texto del artículo seleccionado. En los periódicos llega al 62% en el formato sábana y un 57% en los tabloides.
===
Un mito comienza a derrumbarse: la gente no lee en la pantalla. Si, es incómodo, pero nos vamos acostumbrando y los monitores además mejoran día a día. Otro mito general, extendido y relacionado a estos últimos tiempos también en duda: la gente ya no lee. Error; no lee lo que no le interesa o aburre.

2) Luego de un pase a página sólo el 68% de los participantes siguió leyendo en los diarios de tamaño sábana y solo el 59% en los tabloides.
===
Cuidado con este dato el estudio no especifica si el salto de página es de portada a página interior o de página a página.

3) El estudio confirma dos hábitos o formas de leer un periódico impreso; una denominada metódica y otra de "escanéo" u "ojeo". Los porcentajes para los lectores que se sometieron al estudio es del 75% para los metódicos y de un 25% para aquellos que ojean la publicación, en este último grupo se asume que se repasan todos los elementos de la página antes de detenerse en uno en específico. En la edición digital los grupos están bien repartidos un 50% para cada uno pero en ambos grupos la lectura del artículo seleccionado fue la misma en términos de profundidad de lectura y volumen de texto (ver punto 1).
===
Aquí el contexto en la página de la historia seleccionada, a mi entender, puede influir; en la página web cuando llagamos al articulo seleccionado solo encontramos el título, un sumario y el texto, algunos banners o links relacionado, es decir mucho menos distracción visual en comparación con la página del periódico impreso donde hay otros títulos de tamaños similares, notas breves, fotos, infografías y publicidad. También en la web la navegación es, en su mayoría, por los contenidos lo que ayuda a concentrarnos en la lectura de lo que nos interesa y que ya seleccionamos y por ende leemos, parecería haber una relación directa entre navegación+selección=lectura en la ediciones impresas.

5) Los valores agregados informativos (comentario personal, por favor no traducir como segmentación de la información) como gráficos, cronologías, recuadros y demás piezas son valorados y percibidos como una ayuda para los lectores. Según estas piezas tienen una lectura de un 15% en tabloide y un 30% en los periódicos sábanas. No hay datos sobre la lectura de estos textos en específico en las versiones on line.
===
La relación de información enciclopédica que ha fomentado la Internet con su hipertextualidad, sus enlaces relacionados y complementaridad de datos que el mismo soporte tiene, han influido, y por suerte enriquecido, la forma en que leemos un periódico ampliando las posibilidades de lectura, complicándole la vida al editor pero facilitándosela al lector.


6) Las fotos y los grandes títulos atrapan la atención en los diarios impresos, más en los sábanas que en los tabloides por su tamaño y más las fotos en color que las blanco y negro. También son más vistas y percibidas que las pequeñas fotografías o las que son tomadas en estudio o de banco de imágenes.
Los elementos de navegación y enlaces guían la lectura en las ediciones digitales.
===
Aquí no hay grandes novedades con respecto a los anteriores estudios, si la confirmación de la importancia de la navegación en las páginas web donde la usabilidad y la orientación de la misma hacia los contenidos es la clave más valorada. Habrá que esperar los resultados finales y completos, aunque Poynter ha sido generoso en esta primera entrega, pero también se puede afirmar en base a estos datos que la fiebre de la tabloidización encuentra un muro durísimo de pasar en los Estados Unidos y que las ediciones digitales darán que hablar en los próximos meses.

[+] info en inglés en: Poynter | Eye track 2007 y EyeTrack07 ASNE Presentation Script

[+] para bajar el informe preliminar en PDF, pulsar aquí

viernes, 2 de marzo de 2007

Política, YouTube y vídeos

Los medios sociales van ganando terreno como plataforma para difundir ideas política en la nueva ciudadanía digital en la política 2.0. Un momento en que la política aparece marcada por la apatía en la participación de los ciudadanos en los temas y debates de interés público y que contrasta, a su vez, con la activa participación, de esos mismos ciudadanos, en los nuevos medios digitales que no demandan demasiado compromiso ni ideológico, ni político. Pero la gran conversación está en marcha y los ciudadanos la prefieren en directo y sin intermediarios mientras se construye esa identidad en la red en medios que se convierten en contenido y la vida pública o privada se mediatiza sin más remedio. La democratización de la información también llegó a la política del "mainstream" pero con condiciones, (No es para menos los políticos aún le temen y mucho al poder que le ha dado Internet a los ciudadanos) los candidatos demócratas Hillary Clinton, Barack Obama, John Edwards y Bill Richardson han conseguido ya su propio canal - al igual que los republicanos John McCain, Mitt Romney y Rudy Giuliani- en YouTube para sus campañas políticas, pero la dinámica tiene sus bemoles: los candidatos podrán subir vídeos en los que hablen sobre un determinado tema, mientras que el público puede colocar archivos de respuesta o preguntas para el candidato. Los políticos tienen la última palabra sobre lo que aparecerá en sus canales. Por ahora el contacto entre políticos y ciudadanos en los medios sociales esta controlado y desinfectado. La nueva identidad ciudadana, plástica y abarcativa, contrasta con los tibios y distantes acercamientos de los candidatos a sus votantes. Igual es un avance. El diálogo está abierto.

[+] artículo relacionado:
La BBC emitirá contenidos a través de YouTube

martes, 6 de febrero de 2007

El lenguaje es un virus

Todo esta para ser repensado.Las palabras nos definen y nos dan singularidad. El virus del lenguaje transformado en código, todo lo invade y trasnforma.



[+] sino se ve el video en SCSM, pulsar aquí

Fuente: Periodistas21

miércoles, 31 de enero de 2007

El proyecto Bottup ya está en línea

El 2007 había comenzado con una buena noticia: una iniciativa para realizar un sitio de periodismo ciudadano llamaba a reclutar colaboradores de todo tipo. Y ese proyecto desarrollado por Nxtmedia ya tiene vida desde el 30 de enero con un medio on line que donde el ciudadano se informa de lo que verdaderamente le interesa e importa gracias a la participación de otros ciudadnos y periodistas. Un nuevo medio social comienza.

[+] ir a Bottup

miércoles, 24 de enero de 2007

Todos somos el medio

Comunidad e inversión dos temas que comienzan a ser el centro neurálgico de los desarrollos de internet que, en el caso de los productores de información, se multiplican y alimentan la sociedad del excedente donde muchos e indiferenciados ofrecen más o menos lo mismo. La carrera tecnológica es tenaz y las reglas cambian a la velocidad de la luz. Para intentar hacer sustentable los desarrollos digitales y poder ampliar la información, estimular la innovación y la inversión en proyectos vinculados a la red, el evento "We media" reunirá, en su tercera edición, a 300 participantes internacionales: directores ejecutivos, líderes de opinión, artistas, inversores, creativos, desarrolladores de tecnologías de la información, empresarios, líderes de comunidad e investigadores de medios de comunicación, publicidad, relaciones públicas, control de comercialización, noticias, finanzas, telecomunicaciones, tecnología, filantropía, gobierno, organizaciones no gubernamentales, activismo social y académicos que se darán cita en Miami, Estados Unidos, entre los próximos 8 y 9 de febrero. El evento es organizado por IFocos, las Escuelas de Comunicaciones y Negocios de la Universidad de Miami y la Knight Foundation.

We Media es patrocinada, entre otros, por la edición digital del diario argentino La Nación. Desde el 7 de febrero se podrá seguír la cobertura del evento desde lanacion.com

[+] info sobre el evento en inglés, pulsar aquí

[+] ver el We Media Film Festival con los vídeos caseros sobre el significado de “comunidad”, pulsar aquí

Fuente: eCuaderno