Mostrando las entradas con la etiqueta portadas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta portadas. Mostrar todas las entradas

domingo, 28 de agosto de 2011

La primera portada de Steve Jobs

"Tu vida tiene un límite, no la malgastes viviendo la de otra persona. No atrapes a ti mismo en un dogma en el cual implique vivir con los resultados de los pensamientos de terceros. No dejes que el ruido de las opiniones de otros ahoguen tu voz interna. Y lo más importante:ten el coraje de seguir tu corazón y tu intuición. Ellos de alguna manera saben lo que realmente quieres ser; el resto es secundario"

Steve Jobs, discurso en la Universidad de Stanford (aquí el texto oroginal en inglés)

No hace falta agregar nada más. Mi abuelo siempre me decía que la historia se determina por el final, por los resultados, por las conclusiones, por este hoy concreto que tal vez fue soñado en un borrador eterno y siempre difuso en el ayer pero como un ojalá, una posibilidad no determinada de antemano. Tal vez algo de verdad haya en aquella idea a y sincrónica al mismo tiempo. Y visto con los ojos de hoy esta portada, tal vez la primera que le dieron a Steve Jobs, parece confirmar que el final determina la historia. Después vinieron miles de portadas en todo el mundo para ampliar cierta sincronicidad enlazada. ¿Qué habrán dicho o pensado los lectores de esa portada ante ese título autosuficiente y absolutista? "This Man Has Changed Business Forever", se podría traducir "Este hombre ha cambiado el negocio para siempre". ¿Periodismo prospectivo? Por que no, al menos el califictivo no pierde sustancia visto con los ojos de hoy. Hay una poco eficiente y delgada línea que no logra separar del todo al pasado remoto del pasado reciente sino que además, no logra tampoco separar al éfimero presente que se empicina siempre en transcurrir en el pasado.


(fuente: kuodesign.com)

viernes, 3 de septiembre de 2010

El chico de la tapa

A veces pasan estas cosas. Un ícono del arte callejero, irónico, enigmático, famoso de nombre, de rostro desconocido y de una profundidad letal en su síntesis genial, de pronto se convierte en la portada de una revista y no de arte, lo que es más triste aún si no de la revista brasileña Negocios. Una osadía bienvenida como las que el mismo Banksys deja por las calles de Londres y lo bueno no es sólo que ilustre esta portada bien realizada sino que la propia revista en su interior de el crédito y explique un poco quién es este artista y aclare que modifico la obra original para la portada. Una buena práctica periodística y un detalle poco frecuente. Y el tema que ilustra Banksys contra su voluntad se presta: la guerra por el usuario de celulares que está ocurriendo en Brasil y que no dista mucho, aún con los matices del caso, de la que ocurre en otros lugares de Latinoamérica, Argentina incluido. Y no es para menos. El advenimiento de la televisión por celular, la masificación de la red 3G y demás avances tecnológicos hacen que esta especie de "guerra de las galaxias" por el usuario nómade, siempre conectado y los contenidos audiovisuales sea cada vez más virulenta. Ojalá Banksys la retrate en alguna calle londinese o en donde sea.